padres

¿Momento de separarnos?

La relación no viene bien, ha sufrido un desgaste y a pesar de los intentos y las buenas intenciones de ambos, parece no haber vuelta atrás ¿Qué pasa cuando hay hijos y ya no es solamente un tema de pareja? ¿Cómo saber si ha llegado el momento de disolver el vínculo?

Todas las parejas atraviesan por crisis. Es importante no tomarlas como un conflicto o situación negativa sino como algo que nos permite darnos cuenta de que necesitamos un cambio, que podemos crecer y transformarnos, ya sea juntos o separados.

Puede que la pareja se redefina y pase a otro nivel o que se tome la decisión de disolver el vínculo, pero siempre resulta fundamental trabajar en la comunicación no violenta.

¿Cómo te das cuenta si es momento de separarte? Cuando reconocés que es lo más sano para todos.

Si hay hijos, esta determinación tiene que estar aun mejor pensada y en lo posible consensuada, porque las idas y vueltas de la pareja pueden provocar en los niños sentimientos de inseguridad, confusión y angustia. Papá no puede irse de casa y volver a las dos semanas, para marcharse de nuevo enseguida y regresar al mes siguiente. Esto desestabiliza el bienestar emocional de los pequeños.

Una decisión como la de separarse es muy difícil porque implica muchas consecuencias y no puede tomarse a la ligera en medio de una discusión o ante la primera desavenencia que se produzca. Entonces, si después de reflexionarlo profundamente, se llega a la conclusión de que realmente es lo mejor, esto tiene que estar hablado, manejando el tema con madurez y seriedad.

“SI ELLOS YA NO SE AMAN, TAMBIÉN PUEDEN DEJAR DE AMARME”

Cuando los papás hablan con sus hijos sobre su inminente o reciente separación como pareja es fundamental que sean claros respecto a que ya no serán una pareja y ya no vivirán juntos bajo el mismo techo, pero siempre conservarán un vínculo especial, teniendo en cuenta que ambos son sus padres, quienes les dieron la vida, los aman y desean verlos felices.

El principal miedo que se presenta en un niño cuando sus padres se separan, es que si ellos dejaron de amarse, existe la posibilidad de que luego también dejen de amarlo a él. Aquí es donde tiene un papel tan significativo el diálogo. Habrá que explicarle que la relación de sus padres no se corta o se quiebra, sino que cambia, se transforma. También habrá que señalarle que él no tiene nada que ver con esta decisión, ya que es un tema de adultos y que siempre lo amarán como hasta ahora.

Durante el proceso de separación, también es preciso que los chicos no estén presentes en discusiones o situaciones desagradables. Si hay algo que discutir lo ideal es buscar un lugar neutral, salir a tomar un café y dejar a los chicos bajo la supervisión de un familiar o cuidador de confianza.

 4 PASOS DE LA COMUNICACIÓN NO VIOLENTA

  •       DESCRIPCION DE UN HECHO CONCRETO. Especifico lo que ocurrió.
  •       SENTIMIENTO. Expreso como me hizo sentir
  •      NECESIDAD. Digo lo que necesito
  •      PETICIÓN. En consecuencia, realizo un pedido específico.

El creador de este proceso de 4 pasos para la comunicación asertiva es Marshall Rosenberg, psicólogo, mediador, educador y terapeuta estadounidense. El mismo se basa en que el otro no puede conocer mis sentimientos y necesidades si yo no se las digo.

Con el asesoramiento de Ramiro Iglesias. Licenciado en Psicología. 





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com