primeros auxilios

¿Qué hacer si se indigesta?

La indigestión o “empacho” como muchas abuelas le llaman, se manifiesta en el niño con dolor abdominal (entre otros síntomas) y por lo general ocurre por sobrecargar el estómago con abundante comida. También puede ser originada por la ingesta de alimentos que por su alto contenido en grasa le caen pesados al organismo, como la comida chatarra o demasiado condimentada, chocolates y embutidos, entre otros. El consumo de productos en mal estado sería otra causa de indigestión.

El sistema digestivo se inflama produciendo un malestar que se presenta justo en la parte superior del abdomen (arriba del ombligo).

También puede presentarse en bebés si alimentación no es la correcta y en lactantes cuando la madre fuma, bebe alcohol, consume drogas o ingiere comida chatarra, o cuando se excede en las tomas de leche materna y/o de fórmula.

LOS SINTOMAS MÁS FRECUENTES

-       Dolor de panza

-       Acidez estomacal

-       Distención abdominal (hinchazón)

-       Nauseas

-       Vómito

-       Estómago pesado

-       Flatulencia – Eructos

-       Inapetencia

-       Palidez

-       Diarrea

-       Dolor de cabeza


¿QUÉ HACER?

ü  Ofrecerle abundante cantidad de agua, sobre todo si tiene diarrea y vómitos, para evitar la deshidratación

ü   No obligarlo a comer si no lo desea. Poco a poco ir incorporando alimentos en pequeñas cantidades.

ü  Realice un masaje en la pancita en el sentido de las agujas del reloj o coloque paños para darle calor para calmar el dolor

ü  La indigestión en los niños es bastante común y no es para alarmarse salvo que presente sangre en el vómito y materia fecal, fiebre que no cede, sudor sin causa aparente, dolor agudo y persistente y pérdida de peso. Ante cualquiera de estas señales no dude en concurrir a la guardia de emergencias más cercana.


PREVENCION

LAS FIESTAS, LOS CUMPLEAÑOS Y EVENTOS SOCIALES DE TODA ÍNDOLE SON LAS OCASIONES EN LAS QUE MÁS APARECEN INDIGESTIONES, TANTO EN NIÑOS COMO EN ADULTOS. ES IMPORTANTE PRESTAR ATENCIÓN A LO QUE ESTÁN COMIENDO LOS CHICOS Y A LA CANTIDAD Y CALIDAD DE ALIMENTOS QUE ESTÁN INGIRIENDO. QUE ESTEMOS DE FIESTA NO QUIERE DECIR QUE HAYA QUE COMER MÁS O PROBAR TODO LO QUE ESTÁ SERVIDO EN LA MESA. EL PICOTEO MUCHAS VECES TERMINA EN INDIGESTIÓN, POR ESO ES FUNDAMENTAL NO COMER A DESHORA Y NO SERVIR EN EL PLATO DEL NIÑO PORCIONES ABUNDANTES.

Con el asesoramiento de Doris Flores. Médica Pediatra. Especialista en Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Público Materno Infantil.

 





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com