primeros auxilios

¿Que hacer en caso de insolación?

La exposición al sol de bebés y niños en estos meses de verano, donde los juegos y actividades al aire libre son moneda corriente pueden volverse un grave problema si no se toman medidas de prevención

La insolación se caracteriza por síntomas como dolor de cabeza, náuseas, vómitos y dolor de cabeza, en casos más graves pueden aparecer convulsiones, desmayos y la pérdida del conocimiento.  Se produce por una falla en los mecanismos de termorregulación. Por lo general, la piel se pone roja, seca y caliente. Si el niño presenta fiebre lo mejor será concurrir al centro de salud más cercano o llamar a su pediatra.

Puede que el niño presente un agotamiento o golpe de calor más leve y en este caso bastará con llevarlo a un lugar más ventilado y fresco, mojarlo con agua fría y dejarlo descansar.

LO QUE NO HAY QUE HACER!!

Si la piel presenta quemaduras severas causadas por el sol:

NO coloque cremas, geles y mucho menos ungüentos o pasta dental.

NO aplique aloe vera. Consulte siempre a su médico.

NO friccione con alcohol la piel Esto en lugar de aliviar, aumenta el ardor.

NO administrar antifebriles salvo indicación médica.

 

¡EVITEMOS DOLORES DE CABEZA!

Los meses de verano son muy esperados por la familia, sobre todo por los chicos, ya que este tiempo está asociado a los juegos al aire libre, el tiempo de ocio y entretenimiento, los paseos y la diversión. Si queremos unas vacaciones sin sobresaltos y que los chicos disfruten realmente de la estación estival sigamos los siguientes consejos:

1.     Niños y bebés deben usar un elevado factor de protección solar. Se recomienda que sea más de 50 siempre.

2.     El protector debe colocarse por lo menos media hora antes de que el niño se zambulla o se moje.

3.     Cada dos horas debe re-aplicarse.

4.     El producto debe aplicarse en toda la superficie de la piel descubierta debido a que si obviamos una zona, estará en riesgo de serias quemaduras (orejas, cuello, nuca, pies, tobillos, etc.).

5.     No escatime en la cantidad del producto utilizada, debe colocarse de manera abundante.

 

6.     Los chicos no deben estar al sol entre las 10 y las 16 horas para evitar la exposición a los rayos UB. Los bebés siempre deben estar a la sombra.

7.     Para protegerlos usar sombrillas, anteojos de sol, sombreros y prendas de vestir holgadas y claras. Cabe aclarar que cuando los rayos UV son intensos, ni árboles, ni toldos logran proteger totalmente de la radiación solar.

 

SABIAS QUE?
Uno de los principales factores relacionados al cáncer de piel detectado en la edad adulta son las quemaduras provocadas por el sol en la infancia. Se estima que el mayor daño por esta causa se acumula en la piel hasta los 20 años aproximadamente. 


Con el asesoramiento de Luis Ortiz. Médico Pediatra.





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com