bebés & niños

Alimentación post-parto

Después de dar a luz, a las mamás les surgen muchas preguntas acerca de la alimentación: ¿podré recuperar mi peso?, ¿tengo que comer por dos para amamantar?, ¿puedo hacer dieta durante la lactancia? Responderemos a algunos de esos interrogantes y derribaremos los mitos que existen en torno a este tema.

Llevar una alimentación sana y balanceada después del parto impacta de manera positiva en la instalación de la lactancia materna. En este periodo, no se recomienda hacer “dietas” o restringir calorías con el objetivo de bajar de peso rápidamente. Las dietas exprés pueden poner en riesgo tu salud y la de tu bebé. Por eso, lo mejor será alcanzar tu peso ideal, corrigiendo ciertas pautas alimentarias de manera progresiva y siguiendo los consejos de los especialistas en nutrición.

Regresar al peso original, aquel que tenías antes de embarazarte, puede llevar hasta 6 meses. Hay que tener paciencia y esperar a que el cuerpo paso a paso se vaya recuperando de la transformación que implica un embarazo. Podés ayudar a esta recuperación apoyándote en tres pilares fundamentales:

1. Correcta nutrición

2. Actividad física regular

3. Tratamientos estéticos

1. CORRECTA NUTRICIÓN

Debe estar basada en alimentos naturales, frutas y verduras, carnes magras, cereales integrales (fideos, arroz, quinoa, etc.) y legumbres. Se recomienda consumir un producto lácteo (leche, yogur, queso, etc.) con cada comida, durante esta etapa. El pan integral con semillas ayuda a saciar el apetito más fácilmente.

Evitá los productos azucarados, las frituras y aquellos que tienen muchas grasas saturadas. Reducí el consumo de sal y opta por el aceite de oliva. Hidratá tu cuerpo con al menos 2 litros de agua por día.

2. ACTIVIDAD FISICA REGULAR

Preguntale a tu obstetra cuándo podés comenzar a hacer actividad física. Si tuviste una cesárea probablemente te pida esperar un poco más, esto también va a depender mucho de si antes de embarazarte hacías o no gimnasia. Una vez que tu médico lo indique, actividades como caminar, trotar, bailar, nadar y hacer yoga o pilates son formidables para este periodo. Los ejercicios localizados pueden ayudarte a modelar tu cuerpo. Lo ideal es buscar el acompañamiento de un profesor o personal trainer.

3. TRATAMIENTOS ESTETICOS

Existen muchos métodos que pueden ayudar a recuperar la silueta y a mejorar el aspecto y la firmeza de la piel sin tener que llegar a una cirugía estética. Masajes reductores, uso de cremas especiales y tratamientos practicados con aparatología especializada. En este tema, debemos ser cautelosas y consultar con profesionales debidamente acreditados y autorizados para realizar estas prácticas.

Hay que tener en cuenta también que los tratamientos son indicados en forma particular, y lo que le funcionó a una mamá quizás no le funcione a otra. De ahí, la importancia de ponerse en las manos de un profesional confiable.

La lactancia ayuda a la mamá a bajar de peso

Durante la lactancia vamos a necesitar aumentar un poco la cantidad de calorías, pero eso no quiere decir que debamos comer por dos. Amamantar ayuda a bajar de peso a la mamá, la mayoría lo consigue al cabo de unos meses y en algunas el adelgazamiento se pasa de la raya, por lo que deben consultar con el médico, para no caer en un descenso de peso extremo.

Con el asesoramiento de Ana Mastronardi. Licenciada en Nutrición.





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com