bebés & niños

El sol y los niños

Proteger la piel de los chicos de los rayos del sol ha sido y será siempre una gran preocupación para los padres. Los bebés hasta los seis meses no deben ser expuestos y a los más grandes hay que cuidarlos mucho de quemaduras y aparición de ampollas ya que a veces pasan horas jugando y se olvidan de colocar o retocar el protector. La resolana nos puede engañar y quemar a los chicos sin que podamos advertirlo en el momento.

El exceso de sol puede ser muy dañino sobre todo para los más pequeños y ocasionarles serios inconvenientes y graves quemaduras, lo cual los predispone a desarrollar cáncer de piel más adelante.

Hay algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta para cuidar a los chicos de los rayos UVA Y UVB:

*No exponer al sol directo a los bebés hasta los seis meses de vida

*A los más grandes colocarles filtro solar de alta protección y retocarlo cada dos horas y después de nadar.

*Aplicarles bloqueador o protector generosamente por todo el cuerpo sin olvidar partes como las orejas, el cuello o los pies.

*Asegurarse de que el producto que estamos usando sea de una marca confiable.

*Ponerles  gorras, sombreros y anteojos de sol. Estos últimos siempre que tengan alta protección frente a los rayos UVA y UVB reducen considerablemente los daños oculares provocados por la radiación solar.

*Vestirlos con prendas de algodón, amplias y de colores claros en lo posible.

*Tener especial cuidado con la exposición al sol entre las 10 y las 17 horas porque son las horas en las que los rayos UV son más fuertes.

*Enseñarles a jugar a la sombra y a tener cuidado con la resolana. Las peores quemaduras se dan justamente con la resolana.

*Los niños que tienen mayor riesgo de sufrir quemaduras graves son los chicos muy blancos, de cabellos y ojos claros.

                                                                                                              

¿Qué hacer si el niño presenta quemaduras por el sol?
La primera recomendación de los especialistas en caso de quemaduras severas o ampollas causadas por la exposición al sol, será mantener al niño hidratado y llevarlo de inmediato con su médico o a la guardia de emergencias. No es aconsejable aplicar productos como geles o cremas antes de consultar con el especialista. Tampoco se deben usar remedios caseros como el aloe vera porque se han visto casos de alergias cutáneas que empeoran el cuadro.

 

Sabías que?
Exponerse al sol es la primera causa de cáncer de piel a nivel internacional. En tan sólo 10 años la incidencia de este cáncer se ha incrementado en un 400% en todo el mundo. Además, uno de los principales factores para padecer cáncer de piel en la etapa adulta es haber presentado insolaciones o quemaduras en la infancia. Fuente: Universidad Nacional Autónoma de Mexico. 





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com