embarazo

El sueño en el embarazo

El sueño es un tema recurrente en las charlas entre embarazadas. Los cambios que van experimentando sus cuerpos provocan cansancio y fatiga. También puede asociarse a otros factores como el estrés o la mala alimentación. En esta etapa son muy comunes las dificultades para dormir, sobre todo en el último trimestre. Encontrá aquí algunos consejitos que te ayudarán a lograr un buen descanso en la dulce espera.

En el primer trimestre se puede conciliar mejor el sueño debido a que el cuerpo pide descansar porque se encuentra trabajando para dar forma a una nueva vida.  En el segundo trimestre, ya la progesterona no está haciendo de las suyas y los vasos se equilibran un poco más, entonces no se siente tanto sueño. Puede que cueste más dormir, pero a causa de la ansiedad. En el tercer trimestre aparecen algunas complicaciones porque a la mamá le falta el aire, está incomoda en algunas posiciones, tiene ganas de ir al baño constantemente y el bebé se mueve mucho.

El organismo produce hormonas que juegan un papel fundamental en el sueño. El estrés, la rutina, y la vida agitada producen más fatiga de lo común, debido a que el cuerpo de la madre está alimentando al bebé en gestación. Cabe destacar que aunque la futura mamá se encuentre cansada, no se podrá administrar ninguna medicación para regular el sueño, salvo estricta indicación médica.

Tips para mejorar el descanso
1. Hacer actividad física, siempre que sea algún ejercicio adecuado para las embarazadas, como yoga, natación, caminata, baile, entre otros.

2. Una buena opción es dormir periodos cortos. Descansá siempre que puedas y permitite tomar un par de siestitas durante el día.

3. Un baño relajante, masajes y un tecito de tilo son algunas de las alternativas naturales más eficaces a la hora de conciliar el sueño.

4. La posición para dormir en el último trimestre es semi sentada y de costado, mejor si es del lado izquierdo para que una mejor irrigación de la sangre. Conviene colocar almohadones en todos los lugares donde se pliega el cuerpo.

5. La temperatura de la habitación también es importante. Tiene que haber una corriente de aire para la oxigenación. De ese modo el bebé se sentirá más cómodo y al otro día nuestro cuerpo responderá mejor.

6. Evitar televisores, computadoras o tablets en el dormitorio, ya que provocan distracción y te llevan a dormirte un par de horas más tarde de lo previsto.

7. La música clásica o pre natal ayuda a descansar, tanto a la mamá como al bebé, debido a que el sistema nervioso se tranquiliza y relaja.

8. La alimentación sana es muy importante para recuperar energía. Lo más apropiado es que  la cena sea liviana para mejorar la digestión.

9. Tomar mucho líquido ayuda a la vasodilatación.

10. No fumes, no bebas y evita el consumo excesivo de cafeína.

 

Sabías qué?
Según una reciente investigación de la Universidad de Sidney, dormir mal durante el embarazo afecta la salud del bebé. Puede influir en partos prematuros y bajo peso del niño al momento de nacer. Fuente: Revista Sleep

 

Con el asesoramiento de Florencia Herrera. Médica Ginecóloga y Obstetra de SARESA





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com