embarazo

El yoga y la preparación para el parto

Practicar yoga durante el embarazo ayuda a la futura mamá a estar preparada cuando llega el gran momento del parto. Esta técnica milenaria le brinda herramientas para controlar la respiración y relajarse entre las contracciones. Además, favorece la ubicación del bebé en la posición adecuada y contribuye a una mejor dilatación, entre otros beneficios.

Buscar un curso pre-parto es una excelente idea si querés prepararte, aprender y compartir esta experiencia con otras mamás que están atravesando por situaciones similares a las tuyas. Pero esa idea sería aún mejor si decidís complementar ese curso con clases de yoga para el embarazo.

A través del yoga vas a poder preparar tu cuerpo, mente y espíritu y afrontar el parto con mayor serenidad, alcanzando el estado de bienestar interior que necesitás.

Te ayudará a conquistar gradualmente el control de tu cuerpo y a relajar tu mente. Será muy útil para descontracturar los músculos y conseguir una respiración controlada. Además, te brindará recursos para aceptar los cambios profundos de tu cuerpo con una actitud más calmada y reflexiva.

Con un buen entrenamiento es posible controlar el dolor en las contracciones y lograr una buena relajación con respiraciones largas y profundas entre las mismas.

La meditación y la visualización son de gran importancia en ésta práctica. Nuestra mente es muy poderosa y con pensamientos positivos a repetición podemos atraer lo mejor del universo para vivir la experiencia del parto de la mejor manera.

Existen varios ejercicios y posiciones, algunas más sencillas y otras más complejas. Para quienes realizaban yoga antes del embarazo, todo será más sencillo porque ya cuenta con la flexibilidad y la elongación que te proporciona esta técnica.

También hay distintos tipos de yoga, pero lo más conveniente para quienes están probando por primera vez durante la gestación es buscar clases específicas para embarazadas..

Contar con un instructor de yoga prenatal te hará sentir más tranquila, evitando posturas riesgosas. Es seguro para casi todas las mujeres pero siempre es conveniente consultarlo con el obstetra. Y si ya hacías yoga antes de quedar embarazada, es fundamental que avises de tu estado para que tu rutina se pueda adecuar con ejercicios especiales para futuras mamás.

Otros beneficios del yoga prenatal

– Disminuye el riesgo de complicaciones en el embarazo, como la presión alta

– Alivia el estrés

– Desarrolla músculos más fuertes y flexibles

Con el asesoramiento de Marina Rosales. Instructora de Yoga.





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com