embarazo

Los primeros 10 síntomas del embarazo

Una serie de señales externas pueden alertar a una mujer si se encuentra embarazada, incluso antes de hacer el test que lo verifique. Existen 10 síntomas frecuentes que se presentan, generalmente, en la etapa inicial de la gestación. Siete de cada diez mujeres presentan síntomas en las primeras seis semanas.


1.      Constipación
2.      Nauseas y vómitos
3.      Mareos
4.      Cansancio, sueño y fatiga
5.      Pechos hinchados y más sensibles
6.      Preferencia o rechazo hacia algunos alimentos
7.      Necesidad de orinar con mayor frecuencia
8.      Aumento de la temperatura corporal
9.      Sangrado
10.    Cambios en el humor


1. Constipación: la mayoría de las mujeres sufren de este problema, pero en el primer trimestre del embarazo podría decirse que no hay quien escape de la constipación. Para aliviar este síntoma se recomienda tomar mucha agua y seguir una dieta rica en fibras. También pueden presentarse eructos, flatulencia y dolor en el abdomen. 

2. Náuseas y vómitos: son causados por la gonadotrofina coriónica, una hormona que se presenta en el embarazo. En horas de la mañana, son más frecuentes. ¿Un consejo? No desayunar tan temprano ni en forma abundante. Lo mejor sería picotear cada dos horas trocitos de frutas, galletas de agua o quesos, para aliviar la sensación nauseabunda, que por lo general produce el vómito.

3. Pechos hinchados y más sensibles: visible incremento en el tamaño de los pechos y máxima sensibilidad. Muchas mujeres no toleran el roce del corpiño. Puede aparecer  picazón  y molestias. Es uno de los signos más evidentes y prematuros.

4. Mareos: No todas las gestantes los padecen. Se relaciona a la disminución de la presión arterial en el primer trimestre. Los mareos pueden producir desmayos si la embarazada se encuentra anémica o está en ayunas. Por lo general les pasa a las chicas que normalmente tienen la presión baja.

5. Cansancio, sueño y fatiga: El cuerpo está trabajando el doble porque una vida está creciendo en el vientre. Necesita reposo y “bajar unos cambios” para evitar el estrés. Aunque se pretenda ser la mujer maravilla, el organismo exigirá un “parate”. Sería ideal poder trabajar sólo media jornada, durante este periodo, y el resto del día descansar y evitar la fatiga. La embarazada sentirá más sueño y cansancio si está anémica o mal nutrida.


6. Preferencia o rechazo hacia algunos alimentos: Habrá alimentos que no eran de preferencia de la futura mamá y ahora aparecen en la lista de sus favoritos y otros que antes le gustaban y ahora le provocan rechazo y hasta repulsión. El gusto y el olfato se agudizan. Hay olores fuertes que le repugnan.


7. Necesidad de orinar con mayor frecuencia: El cuerpo tiene que ir sacando poco a poco el líquido. Llegando el tercer trimestre, la cabeza y la colita del bebé  se apoyan sobre la vejiga. Por eso la madre siente ganas de orinar a cada rato.


8. Aumento de la temperatura corporal: la temperatura habitual del cuerpo aumenta un grado, debido a que la progesterona es segregada en grandes cantidades.


9. Leve Sangrado: Cuando el embrión llega al útero, 14 días después de la menstruación, y se implanta, va rompiendo vasos sanguíneos. Esto puede producir sangrado, lo que a veces confunde a la mujer. Sin embargo este sangrado es muy distinto a la menstruación. Es mucho más escaso y se presenta un solo día.


10. Cambios en el humor: La embarazada se encuentra más propensa a cambios en el humor, está más irritable y mucho más sensible. Llora y se emociona con gran facilidad sobre todo cuando se toca el tema de la maternidad.


Con el asesoramiento de  Florencia Herrera Médica Ginecóloga.





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com