padres

No quiero visitas después del parto

Familiares, amigos, compañeros de trabajo y algunos otros curiosos se reúnen en la sala de espera para recibir al recién nacido, acariciarlo y sacarse fotos, pero lo cierto es que las visitas después del parto no son siempre deseadas por los padres ni recomendadas por el personal médico.

Un nacimiento es un evento social con muchos invitados que quieren saludar y conocer al nuevo bebé, ver a quién se parece, tenerlo en brazos y llenarlo de besos. Es indudable la buena intención por parte de aquellos que quieren estar presentes en un acontecimiento tan importante pero deben comprender que es un momento de vulnerabilidad extrema donde el pequeño está expuesto a una temperatura diferente a la que estaba acostumbrado, a ruidos extraños y a bacterias desconocidas que pueden enfermarlo de inmediato.

Al menos durante las primeras 24 horas, el bebé sólo debería estar en contacto con su mamá, con el papá y el personal médico encargado de revisar sus funciones vitales. Cuando el pequeño se ve abrumado por las visitas, se sobre excita, su sistema nervioso se altera, se asusta al pasar de brazo en brazo ya que no reconoce a su mamá, y además, no puede dormir bien si lo despiertan con frecuencia. Es lógico que exprese todas estas sensaciones mediante llantos desconsolados que claman por un poco de tranquilidad.

No recibir visitas después del parto debería ser una orden médica fijada por las instituciones para preservar la salud del niño, al igual que los requisitos que sí o sí deben cumplir  los visitantes para acercarse al bebé y también a la mamá que acaba de parir.

8 TIPS PARA VISITANTES

  1. Lavarse las manos: esta medida es la más importante porque previene el contagio de enfermedades en un 90%.
  2. Usar alcohol en gel: es necesario para no contaminar la atmósfera a la que el bebé se está adaptando.
  3. Aceptar el horario de visita y la cantidad de personas que pueden ingresar a la habitación.
  4. No hacer demasiado ruido ni regalar juguetes con sonidos.
  5. Respetar el espacio y no invadir la intimidad de la mamá que está cansada, con dolores, reconociendo su nuevo cuerpo y quizá un poco incómoda al tener que mostrar su pecho y amamantar en público.
  6. No hacer recomendaciones extras acerca de lo que los padres deben o no hacer con el niño, excepto que ellos pidan algún consejo.
  7. No sobre abrigar al bebé porque se puede deshidratar
  8. No llevar flores de regalo porque pueden provocar reacciones alérgicas en la piel del pequeño.

 ..................................................................................................................

*Con el asesoramiento de Florencia Herrera. Médica Tocoginecóloga.





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com