de portada

¿Cuándo hay tiempo para mamá?

Llega diciembre y las horas parecen no alcanzarle a ninguna mamá, los actos del colegio, cenas de fin de año, preparativos para la Navidad y los chicos ¡ya de vacaciones! En medio de todos estos compromisos y obligaciones ¿cuándo hay tiempo para mamá?

No encontrar tiempo para nosotras es algo que nos pasa a la mayoría de las madres sobre todo a las que trabajan no sólo dentro de casa sino también fuera de ella.

Pensar en un tiempo para mamá a veces implica debatirse con algunos pensamientos internos, si dejo a mis hijos para irme a caminar se me cruza “uy pero ya los dejé para ir a trabajar”, entonces ¿qué hago? ¡No me voy! porque me agarra sentimiento de culpa.

Aquí lo que nosotras tenemos que priorizar es el concepto de “autocuidado” Cuidarnos a nosotras mismas tiene un efecto preventivo. Por ejemplo, cuando estamos en un avión y caen las mascarillas, frente a una situación de emergencia ¿quién tiene que colocarse primero la mascarilla? ¡el adulto! Entonces, los adultos tenemos que poder ser capaces de colocarnos las mascarillas para cuidar a los niños. En la vida cotidiana pasa lo mismo, si queremos cuidar el bienestar de los chicos y velar por su bienestar primero tenemos que velar por el nuestro.

No venimos de una cultura en la que hayamos aprendido a cuidarnos para poder cuidar, aprendimos a “cuidar al otro” a costa de lo que sea.

Cuando tenés un exceso de responsabilidades, el trabajo, la profesión, la casa, las necesidades de los chicos, y muchas más, tomarnos un “tiempo para nosotras mismas” muchas veces es considerado como “una pérdida de tiempo”. Sin embargo, este es un concepto erróneo porque brindaron un tiempo personal para tomar un café y pensar, para pintarlos las uñas, aunque sea un ratito, para tomar un baño relajante o leer un capítulo de ese libro que tanto nos gustó, es altamente positivo.

Pero ¡ojo! no estamos hablando de que te pongas  a ver tus redes sociales, sino de realizar actividades que verdaderamente te conecten con lo placentero, con el disfrute, con el buen momento. Esto es “invertir tu tiempo” en actividades productivas, lo que te va a permitir optimizar recursos.

¿Y cómo se hace?
1. Actitud de autocuidado, incorporando una actitud de “autocuidado positivo” que como dice Dolores Mosquera es aprender a mirarse con amor, y este es un estado mental para querese, valorarse y estar motivado para cambiar.

2. Organizar el tiempo, planificar y establecer tiempo personal en nuestra agenda y respetarlo ¡que sea “inamovible”!

3. Red de contención y ayuda para las madres. Para que una mamá pueda dedicarse tiempo a ella misma, necesita de la ayuda y contención de su entorno, familiares, amigos y  la sociedad en general formando una red que pueda brindarle apoyo.

¡Para finalizar dos conceptos importantes!

*Los papás no ayudan sino que cumplen con su responsabilidad.

*Dedicarnos tiempo no es un acto egoísta sino un acto de amorosidad.




Con el asesoramiento de Carina Salas. Licenciada en Psicología. Directora de CEPSI. 

Ph: Carolina Grillo







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com