de portada

¿Preparado para ser papá?

La vida de un hombre sin hijos por lo general no tiene demasiadas obligaciones. Las actividades sociales están en el centro de su atención, nada puede ser más importante que la salida con los amigos y el partido de fútbol de los viernes. Si convive con su pareja la preocupación más grande en su cabeza puede ser quién hace las compras en el súper o quién levanta los platos después de comer. Una realidad muy distinta a la que se presenta con la llegada del primer bebé. Para saber si estás preparado para ser papá vas a tener que analizar en qué medida estás dispuesto a que tu vida dé un maravilloso pero drástico giro. Noches sin dormir, pañales para cambiar y mamaderas a preparar son algunas de las innumerables tareas que se sumarán a tu itinerario. Sería oportuno considerar cuál es tu situación económica, emocional y afectiva, pero ante todo poder tomar esta decisión tan importante con responsabilidad.


¿Cuándo un hombre está preparado para ser papá?

Es preciso entender que el rol del papá es fundamental en la crianza de un niño. Hoy por hoy los papás tienen que ser activos y estar más presentes en la vida de sus hijos. Los chicos que son criados por un papá y una mamá tienen muchos beneficios: reciben dos cosmovisiones del mundo, que tienen que ver no sólo con las diferencias propias del género, sino también con la historia de cada miembro de la pareja.

 

¿El hombre se prepara para ser papá durante el embarazo?

Claro, es la mujer la que lo va empujando a prepararse, incluyéndolo o participándolo de todo lo relativo a la elaboración del “nido” y la llegada del bebé. Incluso hay casos en los que se vive la gestación de manera tan cercana que repiten síntomas, engordan, etc.

 

¿Cómo recibe el hombre la noticia de la llegada de un hijo?

La reacción siempre dependerá de la historia de ese hombre, como vivió su vida de hijo, la madurez y las circunstancias en las que se dá la noticia. No será la misma reacción en una pareja estable, que en una inestable. Mientras la mamá nota el crecimiento de la panza, los cambios en el cuerpo y los movimientos del bebé, el hombre, que se rige psicológicamente por lo visual, sufre una especie de shock frente a las ecografías. Esa es la imagen que confirma que hay un hijo en camino. En general, la conmoción que genera el nacimiento del hijo es increíble.

 

¿Qué sucede cuando la noticia no es esperada?

Cuando se trata de una relación esporádica, o de pareja no sólida, es muy común que el hombre se asuste. La relación con el bebé no se dará de manera directa, sino a través de la madre y si mantiene diferencias con ella, la formación del vínculo se dificultará. Así, quedan perdidos en el vínculo y el rol que deben ocupar. Por eso es tan importante que el Estado promueva los valores de la paternidad y la familia a través de la educación en la niñez.

 

¿Cuál es la mirada que tiene la sociedad sobre la paternidad actual?

Lamentablemente, a nivel social, el hombre no está valorado. Estamos frente a una crisis de la paternidad y la familia, y hay algo en el sistema económico, político, cultural y social que está sosteniendo este fenómeno. El actual mundo capitalista no responde a la necesidad que tienen tanto padres e hijos, de tenerse presentes mutuamente. Cada vez los trabajos exigen mayor carga horaria y esto no compatibiliza con la cantidad y la calidad de tiempo que requieren los hijos.


............................................................................................................................................................................................

Entrevista a Paula Santillán. Psicóloga. Especialista en maternidad y primera infancia. Máster en Análisis y conducción de grupos. Máster en drogodependencias Universidad de Barcelona . MP 2446.


 







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com