primeros auxilios

¿Qué hacer si se lastima?

Una herida es una lesión de la piel y otros tejidos blandos, como mucosas y músculos ocasionada por un objeto externo (filoso o punzante) o interno (por ejemplo por la fractura de un hueso.

Se entiende por herida a toda solución de continuidad de la piel o de las mucosas que es ocasionada por una agente traumático, que según las características y magnitud de las mismas podrán ser superficiales o profundas, pequeñas o extensas, comprometiendo tejidos profundos como dermis, tejido adiposo o músculo y determinando la necesidad de una atención más rápida y la consulta médica.

Por las características propias de los niños; la inquietud, agilidad y la vitalidad, son más propensos a sufrir heridas cortantes, ya sea en los momentos de juego, en el jardín o en las prácticas de algún deporte. Los niños aprenden mucho más por lo que ven que por lo que escuchan. Por eso es muy importante que los adultos eduquen a sus niños con el ejemplo si quieren que ellos aprendan a cuidarse.

La mirada del adulto debe anticiparse a las lesiones, cuidando el espacio y poniendo fuera de su alcance objetos peligrosos.


TODA LESION ACCIDENTAL ES PREVENIBLE Y PREDECIBLE!!! SIEMPRE DEBE HABER UN ADULTO JUNTO A LOS NIÑOS PARA VALORAR SI EL ENTORNO ES SEGURO. LA PREVENCIÓN ES FUNDAMENTAL!!!


PREVENCIÓN:

·         Utilizar con cuidado los objetos cortantes o punzantes del hogar; como cuchillos, tijeras, etc. Enseñar a los niños su manejo con explicaciones y con el ejemplo. No dejar los mismos al alcance de los niños más pequeños.

·         Es conveniente que en las casas donde hay niños entre 1 a 4 años se protejan las esquinas de las mesas, como también los salientes de los muebles que pueden ocasionas heridas profundas.

·         Valorar que en los lugares de juego, patios y jardines No se encuentren objetos como latas, vidrios, maderas puntiagudas, clavos, etc. que puedan generar lesiones profundas en los momentos de juego de los niños.

·         Mantener al día el calendario de vacunación de nuestros hijos, ya que entre los riesgo que puede ocasionar una herida son las infecciones y dentro de éstas es el tétano que se previene con la vacuna antitetánica que se encuentra en el calendario de vacunación.

 

Los niños por lo general se lastiman en sus hogares con elementos como cuchillos, fierros o latas. Generalmente son superficiales, comprometiendo sólo la piel, pero en ocasiones son más profundas y pueden afectar músculos, venas o arterias. Si sangra mucho, es una herida más profunda. Si se ha producido en manos, brazos o piernas y es leve podrá ser manejada en casa, sino tendremos que acudir de inmediato a un centro asistencial o llamar a emergencias.

¿Cómo actuar ante una herida leve?

·         Lo primero que debe hacer es lavarse las manos con agua y jabón antes y después de limpiar la herida.

·         Lave la herida con agua potable, dejándola correr. Lave la herida con abundante agua y jabón o suero fisiológico a chorro para arrastrar la suciedad; tierra, arena, pasto y sangre.

·         El agua debe estar lo más fría posible porque alivia el dolor ( NO hace falta que esté fría)

·         Retire la tierra o exceso de sangre que pueda tener.

·         Observe las características de la herida luego de haber lavado; mire la extensión, profundidad y sus bordes, lo cual determinará si podrá ser manejada en el domicilio o deberá concurrir a la Emergencia de un Hospital para que un profesional médico valore la necesidad de realizar puntos para mantener los bordes aproximados y mejorar la curación de ese tejido.

·         No se debe agregar ninguna crema con antibiótico, ungüento, polvo, ni remedio casero (pueden infectar)

·         Coloque un antiséptico para prevenir infecciones.

·         Cubra la herida con gasa o una sábana limpia, comprimiendo para evitar el sangrado. No use algodón ni otro material que pueda pegarse a la misma.

 

 

¿Qué hacer si sangra mucho?

·         Lo ideal es hacer presión durante 3 a 5 minutos sobre la herida y si el sangrado no cede, seguramente va a necesitar sutura en un servicio de guardia médica. No realice ningún tipo de torniquete o lazo para cohibir el sangrado, pude comprometer la vitalidad de los tejidos.

·         No asustarse por el sangrado; hay sitios que son más vulnerables a sangrar como cuero cabelludo, cara, párpados. COMPRIMA CON UNA GASA O SÁBANA LIMPIA Y  ACUDA A QUE UN MÉDICO VALORE LA MISMA.

·         TRANQUILIZE AL NIÑO PARA LOGRAR COLABORACIÓN Y REALIZAR EL ADECUADO TRATAMIENTO DE LA HERIDA



RIESGOS DE UNA HERIDA

·         Hemorragia

·         Dolor

·         Infección

·         Complicaciones por el lugar (por ejemplo cara, ojos, etc.) y el tamaño y profundidad de la herida.

·         Complicaciones por la profundidad y el posible daño a órganos internos

 

 

TIPOS DE HERIDAS

-       Cortantes: producidas por elementos afilados, como vidrios o el filo del cuchillo, etc. Varía la cantidad de sangre según la profundidad y ubicación de la herida.

 

-       Punzantes: producidas por elementos punzantes o con punta como cuchillos, púas, agujas, etc. Duelen pero sangran poco. El orificio es pequeño, pero se infecta con facilidad. Son riesgosas porque pueden complicarse con tétanos

 

-       Laceradas: producidas por alambres de púas y latas. Son de bordes irregulares. Se infectan fácilmente.

 

-       Raspaduras: producidas por el rozamiento con superficies duras como asfalto, piedra, cemento, troncos, etc. Sangran poco, duelen mucho y arden. También son de fácil infección.

 


Con el asesoramiento de Gloria Méndez. Médica Pediatra. Especialista en Terapia Intensiva Pediátrica del Hospital Público Materno Infantil.








2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com