bb gourmet

Aprender a comer. Las primeras papillas del bebé

A los seis meses nuestro bebé comienza una nueva etapa de su desarrollo, en la que deberá incorporar hábitos alimenticios que lo acompañarán toda la vida. Con las primeras papillas aprenderá a comer y descubrirá un mundo de nuevos sabores, olores y texturas.


No nos cansamos de repetir que la leche materna es el mejor alimento para el bebé hasta los seis meses de vida. A partir de ese momento se debe acompañar a la lactancia con alimentos sólidos que serán incorporados de manera paulatina.


La primera papilla será preparada con mucho amor y expectativa. Se puede comenzar con una verdura por semana: papa, zapallo o zanahoria. Luego probaremos con frutas como la banana, la manzana o la pera. 


Si la rechaza no debemos forzarlo, esta nueva  experiencia puede demandar varios intentos. Es importante permitir que coma solo aunque se ensucie, ya que esto contribuye al desarrollo físico, intelectual y madurativo del niño. 


Hay alimentos que no conviene incluir antes del año, especialmente si en la familia hay antecedentes alérgicos. Entre ellos se encuentran el huevo, pescado, chocolate, dulce de leche, frutillas, kiwi. Cabe destacar que los pequeños no necesitan sales ya que no están acostumbrados a los sabores salados.


Como los adultos, los bebés deben tomar  una bebida para acompañar las comidas y lo ideal  es que tomen agua, porque las gaseosas contienen gran cantidad de azúcar y les quitan el apetito.


En el primer año de vida la alimentación del niño es fundamental para el desarrollo neurológico, para estar protegido de todo tipo de infecciones y diarreas. Lo primordial es dar alimentos naturales, que no tengan agregados ni fortificantes. 


Antes de incorporar un alimento a la dieta del bebé es imprescindible consultarlo con el pediatra que brindará siempre los mejores y más saludables consejos


7 meses. El niño puede empezar a comer polenta, arroz, pastas, pan, también carnes rojas y blancas perfectamente cocidas. Se deben cortar los alimentos en trozos muy pequeños para evitar que se atragante.

 

8 meses. Es hora de incorporar la segunda comida del día; si la primera fue al almuerzo, será la cena, o viceversa.

 






2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com