bebés & niños

Cuentos de hadas ¿Cómo estimular la lectura en los niños?

Hadas, duendes y princesas. Superhéroes, muñecas y dinosaurios. Todos son parte del maravilloso poder de la imaginación. La fantasía adquiere un papel fundamental en el desarrollo de la personalidad del niño. Le permite reafirmar su identidad y potenciar cualidades como la valentía, la decisión, el ingenio y la creatividad. Esto le servirá para dar respuestas a las distintas situaciones que se presentan en la vida diaria y a la resolución de problemas.

Es a través del juego que se estimula la imaginación. Los chicos van formando imágenes en la mente tanto de las cosas reales como ideales y así como nunca se cansan de jugar tampoco se acaba su capacidad de imaginar.

Otro recurso para incentivar este proceso creativo es la lectura. La literatura infantil permite al niño experimentar a través de los sentidos y descubrir nuevas emociones. Aumenta su comprensión, audición, expresión y concentración.

Leer un cuento es mucho más que relatar una historia. Para nuestros hijos significa atención individual, cercanía física, calidez y seguridad. Es una forma de estrechar el vínculo y fomentar el amor por los libros.

Desde pequeños podemos enseñarles el valor de la lectura. En este sentido es importante predicar con el ejemplo ya que si el niño crece rodeado de adultos lectores verá los libros como fuente de información, diversión y utilidad.

La hora de ir a dormir es ideal para leer un cuento ya que es un momento de quietud y tranquilidad. Así será más fácil relajarse y conciliar el sueño pensando en sus personajes favoritos.

Si hablamos de superhéroes es preciso destacar que le permiten al niño enfrentar temores, sentirse poderosos y exteriorizar las emociones. Es importante destacar aspectos como la solidaridad y la generosidad de estas figuras por sobre la violencia y la agresividad que puedan tener.

Etimológicamente la palabra fantasía proviene de Phantasos, hijo o servidor de los sueños, encargado de producir las visiones, Las fantasías de un niño pueden actuar como mecanismo de defensa ya que sirven para reacomodar la realidad a su deseo y refugiarse de ciertos conflictos emocionales.

En el mundo de los sueños todo puede suceder, no hay fronteras, tiempo ni espacio. Somos quienes queremos ser, conseguimos lo que deseamos y logramos nuestras metas por más inalcanzables que parezcan. ¡Ese es el poder de la imaginación!, la extraordinaria capacidad de dar forma a la realidad.

 ..........................................................................


Con el asesoramiento de Paulina Cornejo. Licenciada en Psicología

 





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com