Donación de gametos


La donación de óvulos y semen es el procedimiento mediante el cual mujeres y hombres ceden, por lo general de forma gratuita y anónima

La falta de información acerca de este procedimiento puede asustar y confundir y por eso es importante conocer cómo se realiza, cuáles son los requisitos que se deben cumplir y quiénes son los actores involucrados.

La donación de gametos es una de las alternativas más elegidas por hombres y mujeres que no pueden concebir y consiste en emplear los gametos donados por terceros en los Bancos de Óvulos o Semen para llevar a cabo alguna técnica de reproducción asistida y así cumplir el sueño de ser padres.

Los Bancos de Gametos tienen que estar autorizados por la REFES (Registro Federal de Establecimientos de Salud) y adoptar todas las normas de seguridad e higiene que el Ministerio de Salud exige. Los donantes de gametos también tienen que cumplir con algunos requisitos como ser menores de 30 años en lo posible, tener uno o más hijos nacidos sanos y obtener buenos resultados en los análisis de sangre y en los tests psicológicos. Además, están sujetos a algunas restricciones y normativas legales.

En Argentina la ley 26.862 garantiza el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida y si bien la legislación presenta muchos interrogantes, es muy clara cuando afirma que la donación de gametos femeninos o masculinos no debe tener un carácter lucrativo o comercial (aunque en la práctica casi siempre hay una búsqueda de compensación o rédito económico).

Esta ley nacional también establece que la práctica debe ser anónima, es decir que el bebé que nazca por medio de un tratamiento con un óvulo o espermatozoide donado no puede tener acceso a información del donante en nuestro país.
¿En qué casos se recurre a la donación de semen?

La donación de semen es necesaria cuando el hombre sufre de enfermedades como el Síndrome de Klinefelter (no produce esperma o lo hace en muy pocas cantidades) o tiene Azoospermia (ausencia de espermatozoides en su eyaculado). También es común que muchas mujeres que no tienen pareja pero quieren ser mamás acudan a un Banco de Esperma.

El semen donado se emplea en técnicas de reproducción asistida de baja complejidad como la inseminación artificial.

¿En qué casos se necesita una ovo donación?

Se hacen numerosos estudios para evaluar la reserva ovárica en una mujer, incluso se lleva a cabo una prueba de estimulación para ver si se pueden obtener óvulos de alguna forma pero si no se consigue ninguno porque se han acabado totalmente debido a una menopausia precoz u alguna otra patología, la opción que queda es la ovo donación.
Los gametos femeninos donados son empleados en técnicas de reproducción asistida de alta complejidad como la fecundación in vitro (FIV) y la microinyección espermática (ICSI).Estos procedimientos pueden llevarse a cabo en condiciones óptimas y con más probabilidades de éxito en mujeres de 38 o 40 años en adelante porque se utilizan óvulos de calidad de una donante joven.

A medida que aumenta la edad, empeora la cantidad y calidad de gametos femeninos y es por eso que la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva establece que no es ético hacer una ovo donación a una mujer de más de 50 años porque las chances son casi nulas.

Las mujeres suelen ser muy susceptibles ante esta complicación por lo que se recomienda acompañar el proceso con algún tratamiento psicológico que la ayude a sobre llevarlo con calma.

Con el asesoramiento de David Cornejo. Médico especialista en medicina reproductiva de MATER.




Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial.
© 2010 SALTA BEBE Company.