La pastilla del día después


Después de una relación sexual sin protección, cuando el método anticonceptivo falla y en casos de violación, la mujer puede recurrir a un método de anticoncepción de emergencia, más conocido como “pastilla del día después”. Debe usarse en situaciones críticas que lo requieran, como último recurso y no en forma regular porque puede traer complicaciones para la salud.

Si bien disminuye las posibilidades de embarazo hasta los primeros 5 días después de haber tenido una relación sexual sin protección, cuanto antes se la tome, es más efectiva.

Cabe destacar que es un método de emergencia que debe ser usado con responsabilidad en ocasiones especiales. Esta sería la última alternativa anticonceptiva para evitar un embarazo. El Ministerio de Salud de la Nación se ocupa de la distribución gratuita en distintos centros de salud y hospitales considerando que no es abortiva debido a que actúa antes de que se hayan juntado el óvulo y el espermatozoide: impiden el embarazo, no lo interrumpen. Si la mujer ya está embarazada, la píldora no tiene ningún efecto, ni afecta al embrión en formación.

¿Cuándo usarla?

• Luego de una relación sexual sin protección
• Uso incorrecto o falla de un método anticonceptivo
• En caso de abuso sexual, cuando no se estaba usando ningún método de anticoncepción

¿Cómo actúa?

Cuando la relación sexual ocurre durante los días fértiles, la probabilidad de embarazo es sólo del 50%. Generalmente los espermatozoides tienen que esperar de uno a cinco días previos a la ovulación. Es este intervalo el que le produce a la pastilla del día después una oportunidad para actuar.

La pastilla del día después tiene la capacidad de interferir en el proceso ovulatorio y de espesar el moco del cuello del útero dificultando el ascenso de los espermatozoides, impidiendo de este modo la fecundación del óvulo.
Este método de emergencia previene el embarazo siempre y cuando la fecundación no se haya producido. Los mecanismos de acción de la AHE evitan o retardan la ovulación o impiden la migración de los espermatozoides.

¿Tiene efectos secundarios?

Los efectos colaterales incluyen nauseas, vómitos, dolor abdominal, sensibilidad mamaria, cefalea, mareos y fatiga. Espontáneamente estas alteraciones irán desapareciendo. Por lo general son bien toleradas.
La mayoría de las mujeres no sufren ninguna variación en su ciclo menstrual, pero puede pasar que aparezca un sangrado inmediatamente después de tomar la píldora. En los casos en que la menstruación se atrase por más de 5 días se debe sospechar la posibilidad de embarazo.

Según la Organización Mundial de la Salud no existen condiciones clínicas que impidan el uso de este método a cualquier mujer en edad fértil. Tampoco hay riesgos para el embrión si el embarazo ya se ha producido.

Sabías qué?

La efectividad de la píldora del día después disminuye a medida que transcurre el tiempo. Se espera un 95% de efectividad si se la toma dentro de las 12 horas; un 85% dentro de las 25 y 48 horas; y un 58% entre las 49 y 72 horas. Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.

Con el asesoramiento de María Cristina Sánchez Wilde. Médica ginecóloga




Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial.
© 2010 SALTA BEBE Company.