¿Preparada para el puerperio?


Luego del nacimiento del bebé, llega una etapa maravillosamente caótica, el puerperio. Este es un periodo de adaptación a numerosos cambios, cargado de fuertes emociones tanto positivas como negativas. En esta nota te contamos cómo estar preparada para que no te tomen de sorpresa los altibajos del post parto.

Cuando contamos con la información necesaria para anticiparnos a lo que viene, nos sentimos más seguras y disminuye la ansiedad. A eso nos referimos cuando hablamos de prepararse para una etapa tan importante como el puerperio, especialmente en el caso de las primerizas a las que les toca vivir por primera vez esta experiencia.
Muchas mamás recientes se preguntan ¿por qué a mí nadie me contó que la llegada de un bebé podía ser tan hermosa y a la vez tan caótica? Hoy te vamos a hablar de ese lado b de la maternidad del que casi nadie habla, simplemente para que sepas lo que viene y puedas atravesarlo de la mejor manera posible, tomando recaudos y previendo solicitar la ayuda que haga falta, para que todo fluya con amor y naturalidad.

100% para el bebé

Durante los primeros meses posteriores al parto tu atención va a estar centrada totalmente en el bebé, porque él depende 100% de tus cuidados para satisfacer sus necesidades de alimento, seguridad y contención. Te va a pedir tomar la teta cada dos o tres horas, a veces con más frecuencia, durante el día y también por la noche; vas a cambiar muchos pañales y en ocasiones toda la ropita si hubo accidentes y el contenido del pañal se desbordó. El bebé llora mucho porque es su forma de comunicarse, puede que sólo quiera sentir que su mamá está cerca para protegerlo.

Lo cierto es que en esta etapa inicial no vas a tener mucho tiempo para dedicarte a vos misma, ni a la casa, ni al resto de las actividades de las que antes te ocupabas tan prolijamente. Te va a faltar tiempo para peinarte y hasta para darte una ducha, aunque te suene exagerado ahora. Esto va a depender también de la personalidad de tu hijo que comienza a notarse incluso desde recién nacido, demostrando que algunos son más demandantes que otros.

Altibajos emocionales

Como puérpera puede que experimentes altibajos emocionales, y que vayas de la extrema felicidad a la más profunda tristeza, en un abrir y cerrar de ojos ¡Y no te preocupes! los ataques de llanto desconsolado son completamente normales. Esto tiene que ver con los cambios físicos, metabólicos y hormonales que vas a estar atravesando.
Es probable que también te sientas más cansada e irritada que de costumbre y que te enojes con facilidad con la primera persona que se te cruce. Dormir pocas horas al día pone de mal humor a cualquiera.

¡Esta no soy yo!

Te resultará algo difícil asimilar los cambios físicos inmediatamente después del embarazo. Quizás no te reconozcas al mirarte al espejo, tu cuerpo va a tener otra forma, tu peso también habrá variado, pero poco a poco todo se irá acomodando, sobre todo si comés sano, hacés actividad física y amamantás ¡No te alarmes!

Con la cuestión de la imagen viene aparejada la pérdida o disminución del deseo sexual. Es posible que no te sientas atractiva y sexy y que no tengas la misma disposición para la intimidad con la pareja. En un corto tiempo esto también se irá normalizando.

¡PREPARATE!

• ¡PEDI AYUDA! ORGANIZA UNA RED DE CONTENCION DE FAMILIARES Y AMIGOS QUE PUEDAN ACUDIR A COLABORAR CUANDO LOS NECESITES

• MIENTRAS MAMÁ ATIENDE AL BEBÉ, PAPÁ ATIENDE A LA MAMÁ Y SE OCUPA DE LAS TAREAS DEL HOGAR

• BUSCA 5 MINUTOS PARA SALIR A DAR UNA VUELTA SOLA ¡SERÁ RENOVADOR!

• ¡SI QUERÉS LLORAR, LLORA!

• PENSÁ QUE ES SOLO UNA ETAPA, NO DURA PARA SIEMPRE

¿Sabías que?
Puerperio significa retroceso e involución y es el periodo que atraviesa la madre desde el parto hasta la completa normalización de su organismo. A lo largo de un año aproximadamente el cuerpo de la mujer intentará reacomodarse y volver a ser el que era antes.

El útero que ha crecido mucho para albergar al bebé durante del embarazo, se achica un centímetro por día después del parto y vuelve a su tamaño original dentro de la pelvis de la mujer a los 20 o 25 días.

Con el asesoramiento de María Cristina Sánchez Wilde. Presidente de la Sociedad de Ginecología de Salta. Médica Ginecóloga y obstetra de ACEGO.




Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial.
© 2010 SALTA BEBE Company.