Y no volvimos a ser los de antes…


Convertirse en padres puede ser maravilloso, pero la relación de pareja está destinada a cambiar con la llegada del bebé, ya que afecta de manera significativa el ámbito sentimental, económico, laboral y social.

La llegada del bebé trae consigo cambios trascendentales en la vida de una pareja. Estas alteraciones pueden provocar una crisis que ambos deberán afrontar para luego encontrar su lugar en esta nueva dinámica. A veces, los padres se sienten celosos del bebé porque piensan que esta tomando demasiado tiempo de su pareja. El papá puede considerarse como la tercera rueda de la familia y la mamá deja de ser el centro de atención. Apareció el nuevo ser y toda la atención está centrada en él, por lo que ambos pueden sentirse desplazados. Entrevistamos a la Licenciada en Psicología Silvia Betancourt para conocer más acerca de este tema que es de gran interés sobre todo de las parejas primerizas.

¿La pareja debe prepararse para la llegada del bebé?

Lo ideal es que durante el embarazo los dos integrantes de la pareja sean orientados, de tal manera que se involucren y se preparen juntos a través de la comunicación. La adaptación será más fácil si existe una elaboración previa de la crisis emocional que se avecina. Otra opción es recurrir al acompañamiento psicológico, una vez que el bebé ha nacido, para rever la situación de cada uno y ser orientados de forma adecuada.
¿Cuál es el papel de la comunicación en estas situaciones?
Es muy importante la comunicación y la forma de comunicarse. Si ambos pueden expresar sus sentimientos en todo momento y contarle al otro lo que le está pasando, seguramente hallarán juntos la forma más adecuada para solucionarlo.

La madurez de la pareja es esencial para enfrentar esta crisis. Hace falta tener claro que no se acabó el amor. Lo que puede estar perturbando es la ruptura de la rutina y el cambio de hábitos. Esto genera un desgaste en la pareja y más aún cuando no logra organizarse y distribuir los tiempos correctamente.

¿De qué forma cambia la vida cotidiana?

Probablemente no dormirá lo suficiente durante los primeros meses del bebé, se dará cuenta que tiene menos tiempo para trabajar, menos tiempo para usted y menos tiempo para su pareja… Sin lugar a duda puede ser una situación muy preocupante, por eso es importante recordar que está bien querer tomarse un descanso- y hacerlo?- de vez en cuando.

Entrevista a Gloria Silva Betancourt Licenciada en Psicóloga




Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial.
© 2010 SALTA BEBE Company.