padres

¡Voy a ser mamá! La gran noticia

A cualquier mujer le causa un gran impacto enterarse de que en su vientre se está gestando vida. Al confirmar un embarazo la futura mamá se ve embargada de emoción, miedos y dudas. Es uno de esos momentos mágicamente interminables que se quedan registrados para siempre en la memoria.


La llegada de un hijo representa un cambio de estado para toda la vida, pero simboliza también una promesa de continuidad y de autorealización de la mujer. Esto le da una sensación de plenitud y un sentido de identidad femenina único.

La llegada del bebé trae aparejado el nacimiento de una madre. Esto implica un cambio de roles y la incorporación de nuevas funciones. También se modifican las expectativas a futuro y se empieza a planear una nueva vida en compañía de otro ser. Para la mujer las prioridades comienzan a ser otras y se asumen ciertas responsabilidades de peso. 
Por otra parte, es muy importante para una embarazada recibir la contención de su pareja. Se encuentra más sensible de lo habitual y necesita afecto y cuidados especiales. Aquellas mujeres que enfrentan el desafío de la maternidad sin la compañía de una pareja, deben saber pedir ayuda y buscar el apoyo de un buen amigo o  familiar cercano que pueda sostenerla emocionalmente y tenderle una mano cuando lo necesite.

Cuando vamos a dar la noticia a los hermanos del bebé que viene en camino, debemos ser muy cautelosos y hablar con información real. Los niños pueden sentir un desplazamiento por este nuevo integrante de la familia. Sería oportuno, entonces, reforzar el vínculo con los padres porque van a surgir muchas preguntas y ansiedades. Es aquí donde los padres tienen que brindarles amor, tolerancia y sobre todo paciencia, porque el niño también deberá adaptarse a las circunstancias. 

Al enterarse familiares y amigos, suelen aparecer opiniones y relatos de sus propias vivencias que en ocasiones configuran algún grado de intromisión. Hay que  tener en cuenta que el entorno quiere compartir con la pareja este momento único y brindarles apoyo. Los abuelos por ejemplo, experimentan una sensación de continuidad, integrando pasado, presente y futuro. Lo cierto es que todos se alborotan con la novedad y quieren ser partícipes de este gran acontecimiento.





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com