embarazo

Calcio y embarazo

Durante la gestación los requerimientos de calcio aumentan debido a que el bebé se está formando y necesita de este elemento para tener huesos y dientes fuertes. Además, es de vital importancia para el buen funcionamiento del sistema circulatorio, nervioso y muscular del niño. En la madre reduce el riesgo de hipertensión y preclampsia.

Una mujer embarazada debe incrementar su ingesta diaria de calcio para que su hijo se desarrolle sano y fuerte. Si no lo hace el bebé tomará el calcio de sus huesos lo que afectará su salud futura. El pequeño en gestación absorberá el calcio del almacenamiento que ella tiene en sus propios huesos y estructura muscular, por lo que en corto tiempo veremos una madre descalcificada, lo que se pondrá en evidencia, por ejemplo, en sus dientes. También derivan de esta insuficiencia la osteopenia y la osteoporosis temprana.

Por el contrario, cuando la futura mamá está atenta al consumo de alimentos que contengan calcio, está asegurándose de que su hijo recibirá la cantidad necesaria para formarse y crecer correctamente dentro del vientre materno y una vez que nazca fuera de él. Este elemento ayuda en el desarrollo del corazón, nervios y músculos y contribuye al normal funcionamiento del ritmo cardíaco y de la coagulación de la sangre.

Cuando se estima que la futura mamá tiene una baja ingesta de calcio, principalmente porque no consume lácteos, y presenta algún problema o enfermedad específica, se le aconseja tomar un suplemento. Esto va a depender de cada caso, pero no se debe perder de vista que siempre las fuentes naturales van a tener mejor absorción que las medicamentosas.

La Organización Mundial de la Salud promueve la suplementación de calcio durante la gestación ya que reduce el riesgo de hipertensión y preclampsia. Recordemos que la hipertensión representa una complicación en aproximadamente el 10% de todos los embarazos en el mundo, y la preeclampsia y la eclampsia son las principales causas de morbimortalidad materna y perinatal.

Cabe mencionar que este suplemento de calcio no debe ser administrado junto con la dosis diaria recomendada de hierro y ácido fólico, debido a que el calcio inhibe la absorción de hierro.

15 PRINCIPALES FUENTES DE CALCIO

1. Leche

2. Yogur

3. Queso

4. Tofu

5. Almendras

6. Nueces

7. Brócoli

8. Repollo

9. Acelga

10. Garbanzos

11. Porotos

12. Salmón

13. Sardinas enlatadas

14. Anchoas

15. Leche de soja

INGESTA DIARIA RECOMENDADA

Para cualquier mujer la ingesta de calcio recomendada diariamente es de 800 miligramos, mientras que para la embarazada es de 1200 miligramos aproximadamente. Para llegar a esta cantidad puede consumir, por ejemplo, los siguientes alimentos durante el día:

*1 Café con leche

*1 trozo de 40 gramos de queso

*2 postrecitos de leche

*1 yogur

Algunos tips

1. La espinaca y la remolacha tienen calcio pero a su vez poseen sustancias llamadas oxalatos que barren y disminuyen la absorción de este mineral.

2. El calcio de la leche se absorbe de mejor manera que el que se obtiene, por ejemplo, de yogures y quesos.
Con el asesoramiento de Ana Mastronardi. Licenciada En Nutrición.






2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com