bebés & niños

Mitos de la lactancia

Alrededor de la lactancia giran un montón de falsas creencias que se han ido transmitiendo de generación en generación. Dejarse llevar por estos mitos puede resultar contraproducente y mal predisponer a la mamá.

1. No todas las mujeres producen la cantidad y  calidad de leche que el bebé necesita.

Todas las mamás pueden producir buena calidad y en cantidad suficiente  porque la lactancia es un proceso regido por la oferta y la demanda. No se recomienda el uso de chupetes y mamaderas hasta el mes de vida del bebé para evitar obstaculizar el correcto establecimiento de la lactancia.

2. Las mujeres con pecho pequeño no pueden amamantar.

El tamaño de los pechos no influye en la lactancia. Tampoco es cierto que las mujeres con senos pequeños vayan a producir menos leche.

3. La mamá no debe comer ciertos alimentos durante la lactancia.

En todo el periodo de gestación y durante la lactancia, la mujer necesita una dieta balanceada. No hay alimentos que aumentan o disminuyen la producción de leche.

4. Si la madre está enojada o asustada no debe dar de mamar.

El estrés y el miedo puede aletargar el flujo de leche pero se trata de

una respuesta temporal del organismo ante la ansiedad.

5. Tener relaciones sexuales durante la lactancia daña la leche.

¡Falso! Las relaciones sexuales no dañan la leche materna.

6. Si la madre está enferma no debe dar de mamar y si sigue amamantando debe dejar la medicación.

Si la mujer está enferma (gripe, resfriado, tos, fiebre etc.) puede amamantar. Si se trata de una enfermedad más grave, antes de tomar cualquier medicación, debe consultar a su médico.

7. Si la mamá está embarazada de otro bebé debe dejar de amamantar.

No hay problema de que la madre siga amamantando, aún estando embarazada de otro bebé. Algunas hormonas que el cuerpo producen durante el período de gestación, pueden cambiar el sabor de la leche pero no su calidad y por lo tanto el niño podrá progresivamente dejar de lactar.

8. Una vez que se interrumpe la lactancia no se puede retomar.

Con una técnica adecuada y apoyo, tanto las madres como los bebés pueden retomar la lactancia y cambiar la leche de fórmula por la leche materna.

9. La dificultad para dar el pecho es hereditaria

La dificultar para amamantar puede deberse a diferentes causas. Por ejemplo que la mamá no coloque al bebé al pecho con frecuencia para estimular la bajada de la leche mediante la succión, que no lo ubique en la posición adecuada o que se presente dolor por la aparición de grietas en el pezón, son sólo algunas de las razones por las que se entorpece la lactancia. Pero en ningún caso corresponde a factores hereditarios.

10. Después de los 6 meses la leche materna ya no nutre al bebé

A partir de los seis meses se complementa la lactancia con alimentos sólidos. Pero hay que seguir dando de mamar porque la leche materna va a seguir nutriendo y fortaleciendo el sistema inmunológico del niño.

¿Si tu cuerpo fue capaz de crear un nuevo y maravilloso ser, cómo no va a ser capaz de alimentarlo?

Con el asesoramiento de Mirta Machuca. Licenciada en Nutrición. Especialista en Lactancia materna.





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com