mejor prevenir

Nutrición e inteligencia

Sin una alimentación adecuada el cerebro no crece. La desnutrición afecta el desarrollo y la capacidad de aprendizaje del niño. Hasta los dos años se determina la formación del sistema nervioso central.


Los primeros años son los más importantes para el desarrollo físico, psíquico y emocional del niño.  La formación del sistema nervioso central se determina hasta los 2 años de vida. 

Si durante este lapso el niño no recibe la alimentación y estimulación necesarias, se detendrá el crecimiento cerebral y el mismo no se desarrollará normalmente, afectando su coeficiente intelectual y capacidad de aprendizaje; corriendo el riesgo de convertirse en un débil mental.

Ese niño llegará a primer grado o segundo, podrá sumar y restar, nunca multiplicar y dividir y jamás entenderá el teorema de Pitágoras. Difícilmente llegará a la secundaria y por ningún motivo podrá ir a la universidad.

Este daño afecta a toda la sociedad ya que la principal riqueza de un país reside en su capital humano, y si éste está dañado, ese país no tiene futuro. Para educar se requieren cerebros intactos y si además cada hogar cuenta con agua caliente y luz eléctrica, en 30 años Argentina podría ser una potencia.

Una investigación realizada por la Fundación CONIN y la Fundación Latinoamericana de Enfemedades Neurológicas Infantiles (FLENI)  detectó  que el 85% de los niños desnutridos graves no tienen procesamiento auditivo, es decir que la información que llega a sus cerebros  no puede ser decodificada. 

El cerebro es el órgano que más rápido crece. Al nacer, pesa 350 gramos y a los 14 meses, 900 (el 80 por ciento del cerebro adulto). Sin una alimentación adecuada el cerebro no crece. La desnutrición afecta el desarrollo y la capacidad intelectual del individuo.

Además del alimento, el niño necesita de afecto para crecer de manera saludable. No sólo de pan vive el hombre y si un pequeño no recibe besos, caricias y mimos,  puede llegar a morir de pena.

Cada dos horas en nuestro país, muere un chico menor a 5 años por causas ligadas a la desnutrición. Hay en la Argentina 260.000 chicos de 0 a 5 años con algún grado de desnutrición. Más de dos millones de argentinos, no tienen asegurada su comida diaria lo que implica que aproximadamente 330.000 familias argentinas padecen hambre.

Para prevenir y combatir el flagelo de la desnutrición debiera elaborarse un plan de acción que aborde de manera integral las distintas problemáticas sociales que dan origen al subdesarrollo y trabajar en  la educación nutricional, la promoción de la salud, estimulación temprana y lactancia materna entre otros.


.....................................................................................................................................................................................................

Con el asesoramiento de  Abel Albino. Médico Pediatra, especialista en Nutrición. Presidente de la Fundación CONIN (Cooperadora para la Nutrición Infantil)





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com