de portada

Alexis Calatayud "Valentino es un milagro"

Ella es una exitosa empresaria salteña y mamá de Valentino y nos contó que la llegada de su hijo fue un verdadero milagro. Contra todo pronóstico médico se quedó embarazada y hoy es el motor de su vida.

Invitamos a Alexis y a su hijo Valentino a protagonizar la portada de saltabebé de noviembre porque es una empresaria que viene pisando fuerte en Salta en el rubro indumentaria femenina y queríamos que nos cuentes sobre su costado de mamá emprendedora.

Termina la sesión de fotos, las tomas están divinas, una más linda que la otra, y nos disponemos a hacer la nota. Ambos tiene una sonrisa preciosa y son dueños de una energía arrolladora. Le preguntamos a Alex sobre el éxito de su empresa y sus miles de actividades diarias, mientras Valen no para de hacerle unidos y correr por el estudio.

De repente, la entrevista comienza a tomar otro rumbo,  nos encontramos con una historia que no esperábamos.

“Desde muy chiquita tuve problemas hormonales,  a las 12 años comencé a hacer un tratamiento de hormonas, me extirparón un tumor y un ovario y luego vinieron tratamientos súper invasivos. Mi médico ya me había anticipado que el día que quisiera ser madre iba a tener que recurrir a la reproducción asistida”, relata.

“Sin embargo, de forma natural concebí mi bebé en mi vientre y fue lo mejor que me pudo pasar. Valentino es un milagro”. expresa emocionada.

Recibir la noticia del embarazo fu un shock para todos, incluso para su ginecólogo que no podía creer lo que Alexis estaba contando. “Fue difícil porque me había hecho a la idea de que nunca iba a ser mamá a menos que hiciera tratamiento, pero pensaba que si se había dado contra todo pronóstico, era porque así tenía que suceder. Tenía 23 años, trabajaba en relación de dependencia en ese momento y hacía muy poquito que estaba de novia con el papá de Valentino ¡No lo podíamos creer! (risas) ¡Hoy esa pequeña sorpresa es el motor de nuestras vidas!, comenta.

Si bien no lo esperaba, me hizo inmensamente feliz, me enamoré de mi hijo el día que fui solista hacerme la primera ecografía. Su corazón latía muy rápido, ya tenía 14 semanas de gestación cuando me conquistó. Fue un antes y un después.

“Arranque con $500 prestados, luego pusimos un showroom, más tarde logramos poner un local muy chiquito que hasta la fecha amplios 5 veces y tiene 4 sucursales. El crecimiento de mi negocio fue rápido y vertiginoso pero de mando muchísimo trabajo” señala Alexis.

Le consultamos como se las arregló para compatibilizar el trabajo con la maternidad y nos respondió “Emprender con un bebé no es fácil pero ¡se puede!”.

“En esto se viaja mucho.  Recuerdo que viajé hasta los 8 meses de embarazo y después de que Valentino nació, volvió a viajar conmigo a partir de los 2 meses y medio. Ahora ya se queda con su papá.

Sobre cómo maneja la distancia y la extrañarse cuando está de viaje, aseguro “tratamos de que nuestro hijo sea un niño independiente, va a inglés, hace un montón de actividades, pero cuando mamá no está de viaje no nos despegamos ni un minuto, hasta duerme conmigo”  (risas).

“A las mamás que quisieran emprender les diría que todo es cuestión de organización, de mucho esfuerzo, este fue un trabajo arduo y lo sigue siendo en la actualidad, tenés altos y bajos, la cuestión es no rendirse y ponerle mucho amor a lo que uno hace”, finalizó.







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com