de portada

El lavado de manos

El lavado de manos se ha vuelto una práctica muy importante para la salud pública ya que previene enfermedades y ayuda a salvar vidas. Lo ideal es hacerlo con agua y jabón pero lo cierto es que esto es poco frecuente ya que la mayoría de las personas piensan erróneamente que sólo con agua se pueden eliminar correctamente los gérmenes.

Cada año mueren casi cuatro millones de niños y niñas menores de  cinco años, a causa de enfermedades infecciosas y respiratorias en todo el mundo. Se estima que con el lavado de manos con agua y jabón se evitarían por lo menos un millón de esos decesos.

Nuestras manos están en permanente contacto con gérmenes y si no realizamos un buen lavado, se convierten en las principales transmisoras de virus, bacterias y parásitos.


Más sanos con las manos limpias
Está muy bien que los chicos se ensucien y se tiren al piso porque es parte de su desarrollo y esto los ayuda a crecer fuertes y sanos. Ellos  se adaptan fácilmente al medio ambiente en el que viven y su sistema inmunológico se fortalece rápidamente. Por eso es fundamental que las mamás estén atentas a la higiene personal de sus hijos como así también del hogar, pero sin exagerar. Hasta los 3 meses de vida, la inmunización del bebé es deficiente, por lo que la mamá deberá mantener todo impecable y debidamente esterilizado, pero más tarde ella podrá relajarse y permitir al bebé explorar el mundo y tocar las distintas superficies.

El tiempo estimado de un lavado de manos correcto va de 15 a 30 segundos. Podemos enseñarles a los niños que es el tiempo, por ejemplo, que demoramos en cantar la canción del “feliz cumpleaños”.


¿Cuándo es propicio?

I  Antes y después de manipular alimentos, cambiar pañales y amamantar.

I  Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios.

I  Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.

I  Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar

I  Luego de haber tocado objetos “sucios”, como dinero, llaves, etc.

I  Cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo o la escuela.

I  Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.

I  Después de haber estado en contacto con animales.


   Con el asesoramiento de Luis Cataldi. Médico Pediatra








2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com