de portada

El parto respetado

Toda mujer, en relación al embarazo, el trabajo de parto, el parto y el postparto tiene diferentes derechos que deben ser respetados, según la Ley Nacional 25929. Sin embargo, la falta de información y la poca flexibilidad al cambio de conducta por parte de algunos médicos siguen atentando contra los nacimientos humanizados.

Conocer tus derechos es la mejor forma de poder ejercerlos. Te contamos cuáles son aquellos fundamentales a tener en cuenta a la hora de dar a luz, para que puedas vivir la maternidad con mayor plenitud y tranquilidad.

Tenés derecho a:

1. Ser informada sobre:

* las distintas intervenciones médicas que pudieren tener lugar

* la evolución de su parto y a que se le haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales

*los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar, desde el embarazo

*los cuidados de sí misma y del niño o niña.

*los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre el niño o niña y ella misma.

2. Ser tratada con respeto, y de modo individual y personalizado

3. Ser considerada como protagonista de tu propio parto y no como una persona enferma.

4. Al parto natural, respetando los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados por el estado de salud de la parturienta o
del niño que viene en camino.

5. No ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación, salvo consentimiento manifestado por escrito, bajo protocolo aprobado por el Comité de Bioética.

6. Estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y postparto.

7. Tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.

8. Expresar sus emociones libremente, gritando, llorando, jadeando, riendo, gimiendo, etc.

9. Elegir la posición y el movimiento que necesita para encontrar más comodidad. transitando el trabajo de parto: caminando, bailando, en el agua, comiendo, bebiendo, paseando, etc.

10. Que se respete un ambiente de intimidad.

Cada parto es único como cada mujer y seguramente te sucederán cosas diferentes a las que te cuentan. Es muy recomendable realizar un curso pre parto que te hará sentir más segura, te ayudará a registrar y aceptar los cambios en el cuerpo, a descubrir recursos y adquirir conocimientos vinculados al parto.

Sabías qué?
Actualmente alrededor del 50% de las mujeres que se asisten en una institución privada terminan su parto en una operación cesárea, y el 25% en hospitales públicos cuando la recomendación es no superar el 16% de operaciones cesáreas.

................................................................................................

Con el asesoramiento de Mirta Merino. Integrante de la Asociación Dando a Luz. 







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com