de portada

Guadalupe Laclau “Soy una mamá 3.0”

Es parte de saltabebé desde hace más de un año, colabora con su columna de opinión como una de las cuatro bloggers que miman a los lectores de la revista con buenos consejos. Se considera una mamá 3.0 porque supo conjugar su maternidad con su vida profesional, la que pasa todo el tiempo por crear contenido en el mundo digital. Es la directora de Lady Frenesí una revista digital que brinda un espacio único a las mujeres y que siempre mantuvo el mismo objetivo: “que las mujeres se sientan reflejadas”. Guada tiene miles de seguidores en sus redes sociales, es emprendedora y muy activa, ama su trabajo y ni el embarazo logró bajarle el ritmo. En esta nota conoceremos más acerca de esta maravillosa mujer, que lejos de ser una clásica mamá, se anima a hablar del lado B de la maternidad.

¿Cómo te ves en esta etapa de dulce espera?

No soy de las madres tiernas que se suelen ver o escuchar, digamos que no soy una madre clásica. Me enfoco en las cosas de la maternidad de las que generalmente no se habla. Por ejemplo, siempre te dicen que en la dulce espera tenés un sentimiento de mucha felicidad, y es cierto, pero no  te cuentan mucho sobre los miedos que experimentás que son muchos.

Tengo mucho miedo de no poder con dos hijos, a diferencia del primer embarazo ya sabés lo que viene, los cuidados que necesitan y que te demandan el 100% de tu energía en los primeros meses. Siento temor de descuidar a mi hijo Tani que tiene seis años y entró a primer grado y que también merece que lo acompañemos con su papá. También me da miedo ser una mamá muy relajada con este segundo bebé.

Ahora, si hablamos de mí como mujer, te puedo decir que estoy “insoportable”, trabajando

un montón ¡amo trabajar! pero me noto más intolerante para algunas cosas, incluso intrascendentes. Me preguntan lo mismo tres veces ¡y los mando a pasear a todos! (risas).

A su vez estoy empoderada porque el embarazo tiene eso que te empodera, sentís que sos lo más, y te decís a vos misma ¡mirá, estoy creando vida acá! ¿me entendés?

¿Sos una mamá 3.0?

Sí, si las mamás 3.0 son aquellas que además de trabajar y emprender lo hacen utilizando herramientas digitales, claramente lo soy. Mi vida profesional atraviesa por todo eso. Trabajo haciendo redes sociales, tengo una revista digital, en la que generamos contenidos digitales, utilizando un tono muy específico al hablar, donde todo es muy “ya”, cada vez todo es más visual y se habla menos.

¿Cómo se prepara Tani para la llegada de un hermanito?

No me gusta mucho hablar por él. siento que cuando sea adolescente y lea esta nota va a decir: “nada que ver mamá lo que dijiste” (risas) Yo creo que a Estanislao se le juntó arrancar primer grado con la llegada de un hermano. Es todo un cambio y está más desobediente, le está costando entender que el momento del juego es en el recreo y conversa en clases mientras hacen la tarea. Ya me llegaron las caritas rojas, huellitas y¡ todo lo que me tenía que llegar! (risas). Pero lo estamos acompañando en este proceso de dejar de ser hijo único y comenzar primer grado.

Lo veo nervioso y con ansiedad, pero me pongo a pensar y cómo no va a estar así él, si sus padres también lo estamos. Trato de buscar alternativas para no transmitirle estos temores y en todo caso tratar de hacerlo todo más natural  para evitar que se estrese. Besa y acaricia la panza, le habla mucho al bebé ¡Hay una linda conexión!

¿Cuál es tu objetivo a la hora de comunicar para otras mujeres a través de Lady Frenesí y tus redes?

Con Lady Frenesí mi objetivo no cambió nunca, quizás variaron los contenidos, pero el objetivo siempre fue el mismo: “que las mujeres se vean reflejadas”, por eso es que en el embarazo no te voy a decir “todo es divino”, te voy a contar que a la autoestima una la tiene re contra golpeada. Quiero que las seguidoras se lleven algo, un dato, un consejo o  la mirada de otra persona, no necesariamente la de Guadalupe, y mostrar esto de “no somos perfectos” y... está buenísimo que no seamos perfectos, no tenemos por qué serlo.

Siempre con mucho respeto y poniendo a la mujer en el lugar que se merece, que es el de esa súper mujer, porque las mujeres tienen una enorme capacidad de ir al frente, liderar casas y empresas. Admiro mucho a las mujeres y me encanta que tengan un espacio que sea único para ellas en ladyfrenesí.com

Este es tu segundo año como blogger de saltabebé ¿Cómo ha sido esta experiencia?

La experiencia como blogger de saltabebé ha sido maravillosa, nunca pensé que podía conectarme con esta parte maternal y escribir cosas que tuvieran que ver con esto. Disfruto muchísimo poder compartir con otras mamás, me conecté con un mundo nuevo que me encantó y que hasta me hace más divertida la vida maternal, conocí al equipo de lujo que tiene la revista; saltabebé está cumpliendo 10 años trabajando con seriedad, compromiso y un profesionalismo admirable. También conocí a tres mujeres espectaculares: Mariana, Belén y María, las otras bloggers,  aprendo mucho con ellas, me suma un montón y espero que a los lectores les pase lo mismo.

¿Tuviste que cambiar el ritmo por el embarazo?

No bajé el ritmo, aproveché para trabajar todo lo que pude, me di cuenta de que una parte de mí siente que en junio cuando nazca el bebé,  “el mundo se acaba” (risas) así es que le metí pata. Se que ahora voy a tener que parar un poco y volverme más selectiva con los trabajos que acepte. Mi mamá crió a sus 7 hijos y cuando todos nos hicimos grandes e hicimos la nuestra, se puso a trabajar y a estudiar de todo. Nos educó con mucha responsabilidad y de una forma estricta de esas que ya no hay. Yo creo que tengo ese modelo y me doy cuenta la diferencia entre una mamá que sonríe y una mamá que está seria todo el día. Pienso que trabajar les hace bien a todos los que lo eligen, hay mamás que viven para sus hijos y vos las ves y están plenas, pero en mi caso amo trabajar, amo ser creativa y lo que más amo ¿sabés qué es? que mis hijos vean eso.

¿Pensás que el cuidado de la imagen impacta en la autoestima sobre todo en el embarazo?

Mi gran problema es que enseguida me dejo estar, disfruto de tirarme el domingo y no salir de casa. Me quedo en pijama o me pongo unas calzas, soy una mina muy práctica. En el embarazo... ¡me clavo la calza y no me la saco más! (risas), pero sabiendo que yo iba a ser así, de antemano traté de que no sucediera de esa forma. Quizás también el trabajo me ayudó mucho con eso, tenés que salir y arreglarte. Me propuse sentirme linda todo el tiempo y el maquillaje para eso es un súper aliado, porque te permite corregir algunas imperfecciones o el efecto “ojos chiquitos, cachete grandes”, que tenemos todas las embarazadas.

¿Cuáles son las frases que siempre le decís a Tani?

Las frases que siempre le digo a Tani son: “todo tiene solución” y “todo no se puede” La primera creo que se le pegó bastante y tiene que ver con que no soy de llorar sobre la leche derramada, cuando hay un problema soy de esas que se queda callada y piensa qué hacer, cómo va a ir y a veces no tengo ni la más pálida idea (risas). Y a la segunda la uso para cerrar algún tema, cuando veo que se viene el berrinche y que ya se agotó la conversación, para ponerle punto final a la cuestión.







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com