de portada

Karina Per "La búsqueda de un hijo"

Periodista en La Hoja Press

Prensa Institucional Agrotécnica Fueguina

Mamá de Natalia y Bautista.

 

Ser madre es un gran trabajo amoroso y arduo, no es nada fácil, pero conseguir serlo tampoco. En mi vida aprendí que se comienza a ser madre mucho antes de ejercer ese “título”, pero para conseguirlo tuve que atravesar un largo camino. En el país,  una de cada 6 parejas sufre de infertilidad. Y cuando uno llega a éste diagnóstico cree que el mundo se acaba. Afortunadamente, luego de casi 30 años de vacío legal, en nuestro país se  aprobó la Ley Nacional de Fertilidad Asistida Nº 26.862, ley por la cual muchas mujeres y parejas pudieron concretar el sueño de ser madres y padres. A través de éste método, según la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva, en el año 2013 se realizaron más de 12.000 procedimientos de estimulación ovárica controlada y posterior transferencia de embriones.

 

Mi historia no es ajena a las de miles de parejas que buscan y no encuentran, pero que al final del túnel ven una lucecita que brilla, y la perseverancia o constancia hacen que uno nunca pierda la esperanza. Con Horacio, mi esposo, nos acompañamos desde mucho antes que los 11 años que llevamos de casados. Ambos, periodistas y comunicadores con mucho trabajo, estrés y poco tiempo, vivíamos al ritmo de un reloj que corría rápido… hasta que un día se detuvo para enfrentarnos a la realidad de la infertilidad. Juntos asumimos varios desafíos en la búsqueda de un hijo, con todos los vaivenes emocionales que nos tocó vivir, sobretodo la decepción, la frustración, el enojo, el cansancio, pero siempre volvíamos al mismo lugar para tomar impulso y empezar de nuevo… dicen que eso se debe al poder de la resiliencia.

 

En medio de éste torbellino, encontré a un grupo de mujeres excepcionales que buscaban, igual que yo, el mismo sueño de ser mamá. Ellas me enseñaron a desprenderme del dolor personal y luchar por un derecho para todos. Así conformamos “Salud y Vida”, una organización social que trabaja para que en Salta se apruebe y ponga en vigencia una ley provincial, que dé cobertura de tratamientos de reproducción asistida para todos los salteños, tengan o no obra social. Es decir, para que en los hospitales públicos se pueda acceder de manera gratuita a los tratamientos de fertilidad asistida, tal cual lo indica la Ley Nacional 26.862, sancionada en 2013 y vigente en todo el país. Cuestión que en la Provincia aún no se concreta.

 

Mientras luchaba con la fuerza comunitaria de “Salud y Vida”, un día llegó la bendición más grande: nuestra primera hija, Natividad, que hoy tiene 7 años, y quien nos hizo abrir al máximo nuestro corazón hasta sangrar de amor. Ella es la hacedora de la llegada de su "tan esperado" hermano. Porque con sus pequeños años y su gran amor pidió diariamente “para que los médicos curaran la panza de mamá”. Y así fue, nos animamos a nuestro tercer tratamiento de fertilidad asistida, esta vez con cobertura social por la Ley Nacional. Y Dios, en quien creemos fervientemente, escuchó sus oraciones y nos mandó a nuestro bebé.

 

Para éste día de la madre tendré a mis dos hijos en brazos, ambos intensamente buscados, amados y bendecidos. Ser madre no es fácil, conseguir serlo tampoco. Pero nada es imposible si existen leyes que lo posibilitan y si existe un Dios, energía o ser supremo que nos escuche.

En éste camino, aprendí a no llorar sobre las causas, ni a preguntar por qué suceden las cosas, sino que aprendí sobre el "para qué" ocurren las cosas. Todo llega…a su tiempo, lo importante es no dejar de intentarlo y de buscar incansablemente su sueño y, sobre todo, nunca perder la esperanza.







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com