de portada

Paula Barbarán "Se hace camino al andar"

Jefa de Redacción del Diario La Gaceta Salta
Mamá de Camila.

Me siento a escribir sobre las mamás multitasking o multi tareas. Hace tres meses que soy madre y recién me siento un poco más organizada y, creo, que estoy empezando a volver a ser yo misma (¿será así o nunca volveré a ser la misma de antes?)

Volviendo a casa pensaba en cómo encarar este  texto, si bien estoy “estrenando” hija y el título de madre me queda grande, el remolino que dejó esta niña en una casa que por mucho tiempo fue de dos, sigue trayendo cola.

Nunca pensé que acciones, porque ni siquiera son actividades, como prender la compu para escribir este texto, poner la pava para el mate, lavar ropa, leer, estudiar, cocinar, (si a cocinar le llamamos hervir verduras y hacer milanesas) iban a ser tareas titánicas en casa. Ni hablemos del descanso porque éste amerita un número entero de la revista saltabebé.

El tema es que lo escuché varias veces antes y no tomé nota: amigas, primas y hasta mi hermana que fueron madres antes repetían siempre: “¡no tengo tiempo!”. Y no les creí, hasta que me tocó compartir los días con esta criatura hermosa, la más inteligente y simpática que existe en el mundo (no se olviden que soy la madre) y las claves para organizar el día se me vinieron abajo ¿Cómo ser periodista – oficio que requiere nuestra atención 24 horas por día y 7 días a la semana- y no morir en el intento? ¿Cómo organizar el hogar, pasar tiempo de calidad en pareja y disfrutar las horas en familia? En definitiva: ¿cómo ser amiga, hermana, hija, madre y esposa?, es decir, ¿cómo ser adulta?  

Y decidí volver a la clásica agenda. Primero, tomando nota de todas las cosas que quería hacer cada día. De todas esas, iba seleccionando la más importante, la que necesitaba ser realizada para poder continuar, el resto no eran prioritarias. Y así, con “baby steps”, poquito a poco, sin pretensiones, comencé a organizarme y a encontrar esos momentos de amistad, en pareja y de madre y también de paz en soledad.

El  tiempo, ese que sobraba en la infancia y en la juventud, hoy parece ser el bien más preciado. Para cualquier adulto ser “multitarea” requiere que su mente se organice, que priorice. El neurólogo Facundo Manes explica que el cerebro es un dispositivo con capacidades limitadas y para estar conectados con el presente debemos estar sin distracciones. Los grupos de Whatsapp que no son importantes pasaron a estar silenciados, por ejemplo, y solo los del trabajo, familia y amigos íntimos tienen un “bip” para recordarme que están ahí.

Viene a mi mente la canción de Serrat basada en el poema de Antonio Machado y creo que, como muchas cosas en la vida, la maternidad se hace al andar. La música, que se transformó en una excelente aliada y cable a tierra en estos primeros meses de maternidad, una vez más viene a confortarme: “caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Quizás, en ese andar podamos ver a veces las "las estelas en la mar”.







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com