de portada

Sus primeras vacaciones


Salir de viaje con el bebé por primera vez, puede ser toda una hazaña, sobre todo si se trata de padres primerizos. Estas vacaciones van a ser completamente diferentes, porque ya no son sólo dos adultos los que viajan, sino que ahora hay un pequeño bebé que requiere de mucha atención y cuidados.

Quizás estas no vayan a ser las vacaciones más relajadas de tu vida, pero sin dudas, van a ser muy felices e inolvidables. Ver a tu bebé descubrir nuevos lugares, sorprenderse y disfrutar hará de este viaje una experiencia muy especial.

Cuando pensamos en el destino que elegiremos para vacacionar, surge la pregunta ¿playa o montaña? Para responderla fácilmente te daremos un tip: los bebés menores de 6 meses no pueden estar expuestos al sol, ni siquiera bajo una sombrilla, ni con protector solar. Entonces, en este caso la playa queda descartada.

Si el bebé ya tiene más de seis meses podremos llevarlo a la playa pero tomando algunas precauciones. Le colocaremos bloqueador solar y un gorrito que llevará siempre puesto en la cabeza. Los mayores de 2 años pueden usar protector solar factor 50.

Las sierras o la montaña son una excelente opción para viajar con bebés y niños ya que existen otros paseos y actividades para realizar y el tiempo de exposición directa al sol se reduce considerablemente.

Otra duda muy común en los papás, tiene que ver con el medio de transporte ¿se puede viajar en avión con un bebito? Los especialistas no lo recomiendan en el caso del recién nacido prematuro y aconsejan esperar por lo menos hasta el primer mes de vida del bebé.

En un viaje de avión, puede aparecer dolor en el oído, debido al cambio de presión, por lo que lo mejor será amamantar al bebé, si está tomando el pecho, o bien ofrecerle el chupete a aquellos que lo usan, A los niños más grande podemos darles un chupetín o algo de comer, para aliviar las molestias.

Si viajamos en colectivo, no podemos olvidar llevar a mano juguetes o elementos que puedan tranquilizar y entretener al bebé. Para él puede ser muy agobiante si se trata de viajes de varias horas, por lo que seguramente se pondrá muy irritable y lo expresará llorando, lo que muchas veces ocasiona la molestia de algunos pasajeros. Lamentablemente, no todos comprenden que el llanto es el único modo que tiene el bebé de comunicar lo que le pasa o lo que necesita.

También es importante llevar con nosotros un bolsito pequeño con las cosas indispensables para el viaje. No pueden faltar una crema con vitamina A y otra con ZINC (reparadora) para los nenes que usan pañal, ya que son muy comunes las dermatitis en esta época, por el cambio de agua y de jabón. Vamos a llevar, también, curitas, gasas, termómetro, un anti pruriginoso, un antialérgico y un repelente. ¿Otro tip? No se puede usar cualquier repelente en bebés menores de seis meses. Lo ideal sería aplicarles un aceite de citronela.

Cuando armamos el bolso para el bebé, tenemos que pensar que no hace falta llevarnos medio placard. Lo más práctico es armar conjuntos de día y de noche teniendo en cuenta el clima del lugar al que viajamos. De esta manera evitaremos llevar ropa de más.

Sabías que?

Se recomienda que antes de los seis meses de vida, el bebé no ingrese a piletas públicas, salvo que las mismas estén debidamente preparadas para hacer matronatación.








2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com