de portada

Valeria Salim "¡Diosa y embarazada!"

Nuestra protagonista de portada es conductora de TV y mamá de Mateo y Luz. Nos cuenta cómo se prepara su familia para recibir el 2019 y celebrar la Navidad. Nos habla también de la importancia que tienen para ellos los valores.

¿Qué significa la Navidad para tu familia? ¿Cómo la celebran?

Para mi familia la Navidad es sinónimo de renovación y alegría, más aún desde que nuestros hijos están con nosotros. Somos muy tradicionales y familieros. el 8 armamos el arbolito y adornamos la casa, nos gusta cantar villancicos, miramos películas y dibujos navideños para ir creando el ambiente como cuando nosotros éramos chicos.

En Nochebuena seguimos la tradición religiosa y vamos a misa, después los niños recrean el pesebre viviente y a la hora de comer... ¡hay tanta variedad! (risas) Todos los años innovamos y cambiamos el menú. Pan de Navidad y turrones, son los inflatables de la mesa. Papá Noel siempre llega por la chimenea y sorprende a los niños ¡Es una fiesta que amamos!

Para Gerardo, mi marido y para mí, inculcar a nuestros hijos Mateo y Luz el sentido real de la Navidad es trascendental. Deseamos transmitirles nuestras creencias religiosas, el valor de estar juntos, la importancia de la unidad en la familia y lo hermoso que es poder agradecer la salud y el estar con vida.

¿Cómo se preparan para recibir el 2019?

Año Nuevo es unión en casa., es una fiesta muy emotiva en donde dejamos de lado todas las diferencias con el objetivo de compartir y hacer balances, lo vivimos con plenitud y entusiasmo, escuchando música divertida, degustando la comida que preparamos con amor y siempre dejando la puerta abierta para las nuevas oportunidades que nos ofrece el año venidero. 

Recibir un año siempre nos hace replantear cosas, valorar lo más importante que tenemos y siempre ratificamos que es la familia, porque además de la hermosa familia que formé, y de la cual estoy enamorada, tengo a mis viejos, a mi nonita y 5 hermanos que son el regalo más hermoso que me dieron mis padres.

Agradezco a diario la relación y la cercanía que tenemos, sin ellos no sería lo que soy ¡Los amo! (al borde de las lágrimas).

¿Qué representan para vos la posibilidad de reunirse o encontrarse en familia?

Representan la “unidad”. Es el momento en donde compartimos y charlamos los temas del día, dialogar e intercambiar enriquece aunque tengamos diferencias y esas diferencias permiten madurar porque nadie es dueño de la verdad y nuestros hijos ven que ese intercambio, esa unión es saludable y es la manera más correcta de ser.

¿Cuáles son los valores familiares que considerás más importantes para transmitir a los hijos?

El ejemplo no es sólo la mejor manera de influir sino la única. En casa todo se hace con amor y respeto, se dialoga y se escucha mucho, se piden las cosas con amabilidad con un “por favor” y se responde con un “gracias”. La paciencia es una virtud que se inculca en la práctica pero tengo que admitir  que la ponen a prueba muy seguido (risas). 
Gerardo es muy paciente ¡me ayuda mucho con eso!  Aplicamos el premio - castigo desde chiquitos ¡los “piojos” entienden absolutamente todo! ¡hasta sorprende a veces!

Queremos que aprendan a distinguir lo que está bien y lo que está mal. No es tarea sencilla pero los límites deben ser claros. Como padres tenemos una responsabilidad enorme en el futuro de nuestros hijos. En un gran porcentaje va a depender de cómo los formemos y de las herramientas que les demos. Por eso debemos ser concientes de lo que hacemos y decimos en su presencia ¡tarea nada fácil!

Vivimos en una sociedad cada vez más consumista ¿Cómo planean educar a sus hijos para que no se vuelvan materialistas? 

Es un gran desafío que tenemos, nuestros hijos son muy chiquitos todavía, pero sabemos que hay que estar muy atentos ya que ellos observan todo. Sigo con el tema de dar ejemplos, si mamá compra cosas de más, si papá todo el tiempo trae regalos y no hablan del esfuerzo y el sacrificio personal que requiere, entonces ellos no lo aprenderán. Básicamente queremos centrarnos en brindarles lo que necesitan y hacerles saber que el tener cosas no los hace mejores personas.

¿Cómo transitaste tu embarazo?

A este segundo embarazo lo viví más tranqui, sin tanta ansiedad ni tantos miedos o incertidumbre; embarazada de Mateo, todo era novedoso pero con Luz me relajé y lo pude disfrutar más. Si hablamos de molestias, les puedo contar que tuve fue mucha acidez prácticamente todo el embarazo, y debo confesar que me salieron algunas varices imprevistas, pero después de esas pequeñeces me sentí bastante activa, sin mucho antojo, ni grandes complicaciones.

¿Cómo manejaste los temores propios de la dulce espera?

Creo que el temor más grande que tenemos las mamás es que nuestro bebé no venga sano, pero también creo que es sumamente importante encontrar un obstetra que te contenga y te explique “eco” tras “eco” lo que va sucediendo con tu hijo y los cambios físicos que va sufriendo tu cuerpo. Eso sin dudas va a ayudar a cualquier mamá a transitar un embarazo más pleno.







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com