de portada

Valeria Soria "Mis hijas son una prioridad en mi vida"

Quisimos vibrar cómo se vive diciembre cuando se unen la magia de la radio, el espíritu de la Navidad y el amor de familia. Vistamos los estudios de FM Aries y nos encontramos con una periodista y conductora amiga que lleva 20 años engalanando las emisoras salteñas con su hermosa voz. Nos presentó a sus hijas Sofía, Sabrina y Selena, nos habló de su fuerte costado espiritual y de cómo su programa “Desafío” le permitió conectarse, ayudar y empoderar a otras mujeres.

 

¿Cómo impactó en tu vida volver a ser mamá?


Estoy muy feliz y en el momento de mayor plenitud. La llegada de un bebé siempre representa el comienzo de un nuevo ciclo,  y en mi caso, llegó en el momento preciso ya que me preparé algunos meses con dieta balanceada y tranquilidad. Mis hijas se llevan 6 años, comencé a disfrutar de la maternidad con Sofía que cumplió 13 años en noviembre, Sabrina que cumplirá 7 en marzo y Selenita que renueva la energía en nuestra casa y en la vida familiar.  Siempre tuve la necesidad de brindarle a cada una de mis hijas, tiempo y dedicación, por lo que cada embarazo fue planificado y creo que cada una ellas refleja aspectos de mi evolución como persona y como mamá.


Sofía llegó con la frescura de los 25 años, Sabrina con la intensidad laboral de los 31 y Selenita con  la armonía de los 37.  La primera disfruta mucho de la música y de la expresión corporal, la segunda es una niña muy dedicada al estudio, sensible y creativa; y la beba es mi refugio de paz y tranquilidad. Sin dudas, ser mamá es un entrenamiento diario, tenés que superar muchos obstáculos y un gran desafío para las mujeres que decidimos desarrollarnos como madres, esposas y trabajadoras.

 

¿Cómo recibieron a Selena sus hermanas mayores?


Selenita fue recibida con mucho amor por ellas también. Siempre les recuerdo que todas recibieron lo mismo, en cuánto al trato y a la dedicación. Los 6 años, entre cada una de ellas, me permiten ampliar horizontes, porque debo prepararme y entrenarme para responder a las necesidades de cada una. Es un desafío compartir con Sofía su adolescencia, con Sabrina su primer grado y con Selenita revivir aquellos primeros meses que son tan amorosos y profundos, a través de la lactancia. Mis hijas disfrutan del nuevo escenario de maternidad en casa.

 

La radio y tus hijas grandes amores. Cómo te repartís entre tu trabajo como periodista y como mamá?


Mis hijas son una prioridad en mi vida. De ellas, se desprenden mis proyectos y metas a corto y largo plazo. Durante mucho tiempo opté por el trabajo vía internet y asesoramientos externos para empresas e instituciones. Creo que la radio se ha transformado en mi diván favorito. Me levanto por la mañana y de acuerdo a mi propia agenda interior, genero “Desafío”, así se llama mi programa. A veces siento la necesidad de comunicarme con mujeres para hablar sobre violencia de género, o brindarles herramientas de empoderamiento mediante entrevistas a profesionales que comparten su experiencia y sabiduría. “Desafío” se transforma y evoluciona permanentemente. Durante mi embarazo y cuando regresé de mi licencia por maternidad, hablé sobre temas conectados a mi experiencia diaria. Pasaron 20 años desde mi primera lectura de noticia en radio y amo esta profesión. Jamás dudé de esta elección. Además, creo que es bueno apostar al tratamiento de temas cotidianos. Por eso en Desafío por Aries 91.1, compartimos un tema por día.

 

 

¿Cómo vive la Navidad tu familia?


Es tiempo de celebración en mi familia. Para recrear el espíritu navideño, me agrada la ornamentación en casa, y prepararla con mis hijas y mi esposo, mucho más. Luciano eligió ser padre de 3 niñas, y sabe que las mujeres somos detallistas y necesitamos ambientar nuestros espacios. En diciembre respiramos otro aire, la energía se renueva y a pesar de que muchos se orientan al balance, es importante recuperar los espacios para nutrirnos espiritual y emocionalmente. Pude recrear navidades especiales para mis hijas en los últimos años. Creo que si logramos ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos, nuestros hijos, imitarán esas conductas.  Mis hijas saben que soy una persona de fe y que Dios me acompaña siempre. Resalto las bendiciones que llegan a nuestras vidas, y supero las pérdidas y los fracasos.

 

¿Cuáles son tus deseos para el próximo año?


Deseo que las bendiciones lleguen a cada hogar, que los niños sean una prioridad en muchas familias, para evitar sufrimientos innecesarios. Con criterio y creatividad, podemos compartir momentos inolvidables con nuestros hijos. Muchos niños viven en soledad, porque sus padres orientan sus vidas sólo al desarrollo profesional y económico, y olvidan que el tiempo de amar y compartir jamás se recupera.  

 

Sos una mujer muy íntegra y muy espiritual. ¿Cómo le transmitís esto a tus hijas y qué enseñanzas te gustaría dejarles?


Gracias por tus palabras. Las personas demostramos quienes somos en cada acción. A nivel personal creo que aprendí mucho en los últimos años,  de las experiencias compartidas con familiares y amigos. También aprendí a tolerar las ausencias, mi madre y mi abuela se fueron en los 2 últimos años. Aprendí a vivir el presente, a disfrutar momentos que quizás antes pasaban desapercibidos, a organizar mi día con agenda de prioridades en cuanto a las personas que me acompañan en la vida y las actividades laborales.  Si comienzo el día liviana y sin stress, estaré más predispuesta y enfocada.  Por eso practico, las técnicas de respiración del Arte de Vivir 30 o 40 minutos diarios. Y a mis hijas, las educo emocionalmente, para que comprendan que más allá de las experiencias positivas y negativas, están en primer lugar ellas, como personas y mujeres, dispuestas a asumir en la vida con los desafíos que se presentan.  Mis hijas saben que llegamos a esta vida para ser felices, que las lágrimas son necesarias, que todos cumplimos un ciclo y que cada persona tiene su propia misión.

 

 

 







2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com