embarazo

Diabetes gestacional

Hay mujeres que desarrollan diabetes durante el embarazo. La diabetes gestacional sucede cuando el cuerpo tiene dificultades para manejar la glucosa (azúcar) en la sangre. Si no se controla correctamente puede ocasionar daños severos en la madre y el bebé. Esta enfermedad se produce aproximadamente en el 14% de los embarazos.

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por la falta de producción y acción de la hormona insulina. Según las estimaciones de los especialistas la cifra de diabéticos se duplicará en los próximos años a causa del aumento de dos factores de riesgo: la obesidad y el sedentarismo. Por ese motivo,  se recomienda seguir un tratamiento apropiado, ya que esta patología puede derivar en graves complicaciones crónicas, como insuficiencia renal, ceguera, problemas cardiovasculares y neurológicos.

 

Existe un tipo de diabetes que se presenta durante el embarazo, la “diabetes gestacional”. Se trata de una alternación de los hidratos de carbono a expensas de la insulina, que se produce durante el embarazo. Esta alteración puede estar estimulada entre otras cosas por las hormonas que se generan a través de la placenta.

 

También puede presentarse una diabetes pre-gestacional pero en este caso la paciente ya conoce su enfermedad y sabe cómo manejarla. De todas maneras se aconseja a la mujer diabética planificar el embarazo y realizar una serie de controles previos.

 

La diabetes es una enfermedad silenciosa que habitualmente no presenta síntomas. Se diagnostica en la embarazada cuando se realizan los primeros controles a través de análisis de laboratorio. Sin embargo es posible advertir en el crecimiento del bebé, el impacto o daño que puede estar causando una diabetes gestacional no controlada.

 

Tanto la diabetes pre-gestacional, como la gestacional colocan al embarazo en la categoría de altísimo riesgo, para la madre y el niño. Pueden causar la pérdida del embarazo, fallecimiento del bebé dentro del útero, y malformaciones. En la madre puede producirse el aumento de presión como una complicación de la diabetes.

 

Cuando la diabetes gestacional no es debidamente controlada, por lo general,  los bebés crecen mucho y nacen en forma precoz. Son bebés prematuros, no regulan la temperatura y tienen dificultades para respirar.

 

La importancia de la educación

Una vez diagnosticada la enfermedad se determinará el tipo de tratamiento a seguir, que podrá ir de una simple dieta hasta la incorporación de insulina. Lo más importante en el seguimiento es la educación. Lo ideal sería que un equipo de especialistas (nutricionista, odontólogo, neonatólogo, endocrinólogo y obstetra) explique a la paciente cómo hacer el auto monitoreo de azúcar, la dieta y las actividades físicas más convenientes.

 

Los controles del embarazo en las pacientes con diabetes gestacional son más frecuentes.  En ocasiones debe internarse a la mamá una vez al mes para vigilar la situación de cerca. Es fundamental la colaboración de la familia y la voluntad de la paciente. La embarazada diabética sabe que no puede permitirse un antojo.

 

La madre diabética

Esta enfermedad a veces desaparece cuando culmina el embarazo y en otros casos persiste. Esto será determinado mediante estudios que se realizan seis semanas después del parto.

 

Los daños en el bebé pueden producirse durante el embarazo y después del nacimiento. Un niño de madre diabética puede morir en el vientre materno, nacer con sobrepeso o en forma prematura.

Puede tener dificultades para regular el azúcar, más riesgos de contraer infecciones y mayores probabilidades de desarrollar diabetes tipo dos, en su vida de adulto.

..................................................................................................................

Con el asesoramiento de la Dra. Florencia Herrera. Tocoginecóloga. 





2010 - Salta Argentina - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial -

Registrate

54-9-387 5568602
saltabebe@gmail.com